El negocio de los vuelos quedó en la mira de los pesquisas

Podrían registrarse nuevas detenciones.

30 Ene 2018
1

LA GACETA/ARCHIVO

El vuelo que realizó Natalia Vargas tiene un valor de $2.400. Parte de esa suma, según la investigación, Eduardo Deheza, responsable de brindar el servicio, debía entregar a Ariel Salazar Cardona (no tenía habilitación para hacer el viaje) y también tendría que haber abonado un canon al club Loma Bola por utilizar las instalaciones. Con esos datos, la Justicia cree que hay una responsabilidad civil por parte del empresario y de la entidad, pero no descartan que también puedan ser acusados penalmente.

¿Otros percances?

El fiscal Diego López Ávila, en los últimos días, habría descubierto que esta no es la primera vez que hay un accidente con los vuelos biplazas. Pero ese no es el verdadero problema, sino que en todos los casos habrían intentado ocultar o desviar la investigación para no sufrir consecuencias.

“Desde el ambiente nos llega la versión que ellos hacían eso para proteger al deporte, pero estimamos que puede haber otras razones”, dijo el fiscal a LA GACETA.

Fuentes judiciales confirmaron que López Ávila descubrió que hay varias denuncias en contra de las personas que prestaban servicios. Habría establecido que, en la mayoría de los casos, las víctimas habrían denunciado el ocultamiento de pruebas claves para que se determinara si tuvieron o no algún tipo de responsabilidad en el percance.

Manto de silencio

Los investigadores creen que hay todo un manto de silencio alrededor de este caso. Las personas que aportaron pruebas fueron los allegados a la víctima y los deportistas que no son de esta provincia. Por eso en el transcurso de los días se realizarán nuevas medidas para determinar la responsabilidad de los empresarios y dirigentes de Loma Bola.

No sólo buscarán las imágenes que se registraron en la cámara, sino elementos que sirvan para demostrar si los responsables sabían que Salazar Cardona no tenía habilitación para volar. Sí se llegara a confirmar esta posibilidad, podrían ser imputados de homicidio con dolo eventual, es decir, que actuaron de manera negligente a sabiendas de que podían provocar daños a terceros. Si es así, podrían ser detenidos.

En Esta Nota

Loma Bola
Comentarios