Los cortes de luz fueron el saldo más perjudicial de la tormenta

Afectaron varias zonas de la provincia, en especial sectores de la capital, Alderetes y Banda del Río Salí.

14 Ene 2018
1

CATAMARCA PRIMERA CUADRA. La rama cayó durante la noche y ayer a la siesta no la habían levantado. la gaceta / foto de Ana Rocio Alí

Viento, truenos, lluvia. La noche del viernes fue movida en varias zonas de la provincia y dejó un reguero de ramas caídas y de postes dañados. Las consecuencias se sintieron sobre todo en los cortes de agua y de luz -registrados mayormente en el radio céntrico, el este del Gran San Miguel de Tucumán (Banda del Río Salí y Alderetes) y Burruyacu-, y en la interrupción de algunos servicios, por ejemplo de las empresas de TV por cable. Defensa Civil no reportó daños graves, pero sí numerosos inconvenientes vecinales, como una voladura de techo denunciada en Alderetes.

Por ejemplo, ayer a la siesta seguían recostadas sobre Catamarca primera cuadra las ramas de un árbol que no logró soportar los embates de la ventolera. Interrumpían el tránsito en la mitad de la calzada. Arturo Caro, de un local comercial de la zona, estaba preocupado por la presencia de un cable de alta tensión entre el follaje. Valentina, una vecina que no quiso revelar su apellido, había llamado temprano a la Dirección de Espacios Verdes del municipio. Todavía estaba esperando.

“Cuando se desata esta clase de temporales dejo de trabajar -advirtió Julio Villagra, taxista que circulaba por el barrio-. Me da miedo que se me caigan un árbol o los cables eléctricos encima. Estas situaciones pueden ocasionar graves accidentes”.

Un árbol cayó en Camino del Perú y Presidente Perón, obstruyendo el paso, mientras que en Alderetes un ejemplar se desmoronó y bloqueó la ruta 304, frente de la escuela República de México. Allí cortaron el tránsito.

Los problemas con el suministro eléctrico se registraron, sobre todo, entre la 1 y las 3 de la madrugada, debido a fallas en los transformadores. En algunos casos el servicio volvió de inmedito; en otros -parte de Villa Angelina, Lastenia, la ruta 306 hasta Villa de Leales- la situación fue más compleja. Edet informó que las dotaciones trabajaron sin descanso.

Además, las precipitaciones fueron intensas en las zonas de montaña y afectaron localidades tan distantes como Tafí del Valle y Las Estancias. En este último caso se disparó una alerta de precaución y monitoreo referido al posible nivel de crecimiento de la cota en el dique Escaba. Según el delegado comunal, hasta ayer los parámetros se mantenían dentro de lo normal.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantiene a Tucumán en estado de alerta por tormentas fuertes. El pronóstico indica que hoy se mantendrá lluvioso, con un leve ascenso de la temperatura. Las condiciones seguirán así hasta -por lo menos- el martes.

Comentarios