Por curiosidad o por el Mundial, el curso de ruso es una de las estrellas del verano

Según la profesora, Irina Kaguer, en pocos meses se puede aprender a leer, a escribir y a mantener una conversación simple. Toda clase de interesados

14 Ene 2018

Da igual si la profesora está hablando en ruso, en árabe o en mandarín. Durante los primeros minutos es imposible pescar nada, pero nada de nada, de las frases que amablemente dispara esta formadora rubia, de edad moderada y paciencia larguísima. Lo suyo es una quijotada: enseñar el idioma que se habla en el país más grande del mundo, donde por estos días podrían estar haciendo 38° bajo cero. Lo hace en la provincia más chica de Argentina, en una siesta con 38° bien por arriba del cero. Sin embargo es uno de los talleres de verano de la UNT que más sorpresa causa por su convocatoria: hay 40 inscriptos dispuestos a aprender ruso.

Primer error: pensar que todos, o la mayoría de los que están ahí, van a viajar en algunos meses al Mundial. Apenas uno de los asistentes, un abogado de treinta y pocos, tiene ese plan. Los demás -desde chicos de la secundaria hasta jubilados que peinan canas- lo hacen por placer, o por curiosidad, o por alguna reminiscencia familiar, o simplemente porque adoran los idiomas. Irina Kaguer, la profesora, está tan entusiasmada como sus novatos aprendices.

Segundo error: pensar que es imposible. Que un idioma con un alfabeto, una pronunciación y un vocabulario meridianamente opuestos al nuestro no se puede aprender. De hecho, al cabo de dos clases, Eduardo Nieto, de 75 años ya es capaz de hilvanar algunas frases y comprender someramente lo que le pregunta la docente. Eduardo es contador, jubilado, y un apasionado por los idiomas. Maneja el inglés, el francés, integra un grupo de conversación en italiano y ahora está dando sus primeros y firmes pasos en el ruso.

Durante los dos o tres meses del verano se puede aprender a leer, a escribir y a mantener una conversación simple, explica Kaguer. Para ello se necesita incorporar el vocabulario básico y la correcta conjugacion de los verbos. De todas maneras, la responsable de los talleres de verano de la UNT, Eugenia Cóceres, cree conveniente sostener estos cursos durante el año, algo que ya está confirmado. Es decir que desde acá hasta el Mundial, en junio, se puede llevar en la valija un interesante monto de idioma ruso.

Sería imposible aprender el ruso sin repasar también algunos aspectos históricos, culturales y sociales de ese país. Kaguer, que en realidad es abogada, descendiente de rusos y aficionada a la enseñanza del idioma, no se cansa de repetirlo: “lo primero es aprenderse el alfabeto cirílico, que consta de 33 letras, de las cuales 10 son vocales, 21 son consonantes y dos son signos”. También se niega a escribir la pronunciación aproximada en caracteres latinos, porque la idea es aprender a leer en ruso.

“Me gusta compartir mis experiencias con los alumnos. Viví cuatro años en San Peterburgo. Hace poco más de un año estuve en Moscú, San Peterburgo, Armenia, Crimea. Me gusta mucho enseñar este idioma. No es trabajo para mí, es un hobby”, destaca Kaguer.


Diccionario ruso

Hola – привет (priviét)

Chau – пока (paká)

Hasta luego – до свидания (da svidánia)

Buen día – добрый день (dóbry dién)

Buenas noches – добрый вечер (dóbry viécher)

Cuánto cuesta? – сколько стоит? (skólka stóit?

Dónde queda la estación del metro? – где остается станция метро? (gdié actaiótsa stántsia metró?

Dónde queda el estadio? – где остается стадион? (gdié actaiótsa stadión?)

Dónde está la parada de taxis? – где остановка такси? (gdié actanófka taksí?

Cuánto es? – сколько?

Donde hay un restaurante? – где есть ресторан? (gdié iést riestarán?)

Muchas gracias – большое спасибо (balshóie spasíva)

De nada – ничего (nichievó)

No hay de qué – не за что (nié sá chtó)

Pizza, por favor – пицца пожалуйста (pizza payálusta)

Un vaso de agua, por favor – стакан воды, пожалуйста (stakán vadý, payálusta)

Una botella de agua, por favor – бутылка воды, пожалуйста (butýlka vadý, payálusta)

Agua, por favor – вода, пожалуйста (vadá, payálusta)

Vodka, por favor – водка, пожалуйста (vódka, payálusta)

Cerveza, por favor – пиво, пожалуйста (píva, payálusta)

Vino, por favor – вино, пожалуйста (vinó, payálusta)

Disculpe por favor – извините, пожалуйста (izvinítie payálusta)

No hablo ruso – я не говорю по-русски (iá nié gavariú pa rúski)

Hablas español? – ты говоришь по-испански? (tý gavarísh pa ispanski?)

Policía – полиция (palítsia)

Hospital – больница (balnítsa)


En Esta Nota

Mundial Rusia 2018 Rusia
Comentarios