A 18 años de la tragedia de Camboriú: "mamá murió por la angustia de haber luchado tantos años para nada"

Norma Gladys Alderete perdió a su hermana y a su yerno en la tragedia que paralizó a la provincia. Hoy se cumplen 18 años y aún no se cerró el caso.

12 Ene 2018

Dolor, bronca y tristeza. Eso es lo que siente Norma Gladys Alderete todos los 12 de enero, en cada aniversario de la tragedia de Camboriú. Es que en el accidente ella perdió a su hermana Irma Adriana Alderete, de 29 años, quien viajaba junto a su novio Gustavo Daniel Suárez, quien también murió. A 18 años del accidente que horrorizó a Tucumán, las familias  continúan pidiendo justicia.

“La sensación es horrible. Mi madre pasó 17 años pidiendo justicia y nunca pudimos ver que se resuelva”, expresó a LA GACETA Norma.

La mujer, que hace meses perdió a su mamá, recuerda que la acompañó en la lucha -hasta ahora infructuosa- por la memoria de su hermana. “Lo último que sabemos es que nuestro juicio está en manos de la Superintendencia de Seguros de la Nación desde hace dos años, pero seguimos esperando”, contó.


La pareja fallecida llevaba varios años junta y pensaba casarse al regreso del viaje. 

Norma había sido mamá días antes de la tragedia y planeaba que su hermana fuera la madrina de la beba. “Mi hija tiene la edad de la muerte de mi hermana”, señala. Pero ese no era el único proyecto que tenía Irma.

María Delia Robles, madre de Norma, Irma y otros cuatro hermanos más, murió en marzo del año pasado. “Creo que mi mamá falleció por la angustia y la carga de saber que luchó tantos años para nada”, opinó.

 María Delia Robles

Norma describió sentirse impotente por la forma en que ocurrieron las cosas. Su dolor se acrecienta año a año al saber que el reloj sigue corriendo y aún no hay nadie que se responsabilice por la tragedia.

“En el camino se perdió a mucha gente pero el dolor no se va. Ya no están nuestros padres pero los hermanos seguiremos en la lucha”, cerró.

Hoy a las 20, en la iglesia Catedral, familiares y allegados realizarán la misa en honor a las víctimas del accidente.

 Irma Adriana Alderete.

El terrible accidente

La tragedia ocurrió el 12 de enero del 2000, cuando un colectivo -de la empresa Giménez Viajes-, en el que viajaban 40 tucumanos chocó contra otro ómnibus en la zona de Pouso Redondo, cuando iban hacia Camboriú. Pasaron 18 años del accidente vial. Eso hizo que muchas de las familias desistieran de luchar por justicia, aunque otros insisten en pelear por un fallo que les permita cerrar esa etapa y seguir con sus vidas.


En Esta Nota

Brasil
Comentarios