Altaneros para desestructurar tangos clásicos

El nuevo repertorio de Ana Marcilla, Mariela Acotto, María José Soldati y Carlos Podazza

12 Ene 2018

Hay letras que miran desde arriba, por encima del hombro. Marcan distancia y presencia, y se asumen desde la posición de ser emblemas de la canción urbana. “‘Tangueando altaneros’ se propone descontracturar los tangos clásicos, porque algunos están muy estigmatizados y muchos de ellos hoy no podrían cantarse por el contenido y las historias que cuentan. Con textos previos y pequeños toques en escena logramos lo que nos planteamos”, afirma Carlos Podazza, director musical de la puesta en escena de valses, milongas, candombes y tangos picarescos que se presentará esta noche en Nonino Yerba Buena, con repertorio renovado.

El guitarrista será el compañero masculino de tres voces femeninas que intervendrán como solistas, en dúos y en tríos; incluso hay alguna canción en la cual se animan los cuatro en conjunto. Ellas son Ana Marcilla, María José Soldati y Mariela Acotto.

“Generalmente intervienen una solista y yo. En los tangos es complicado trabajar en dúo por una cuestión tradicional, pero le damos una vuelta de rosca y lo hacemos. En los valses, milongas y candombes es más inmediato el resultado por cierto facilismo que existe con las armonías”, explica.

Como ejemplo de lo que se escuchará esta noche, Acotto interpreta “Se dice de mí”; Soldati, “Atenti pebeta“; y Marcilla, “El choclo”, entre otras obras de referencia del género.

Estos temas integrarán también la lista de los que abordarán cuando inicien una gira por Bolivia durante este año, que tiene previstas funciones y encuentros artísticos en Sucre, Potosí y La Paz.

La convocatoria surgió a partir de un grupo de tango del vecino país, al que Podazza conoció en 2014, durante un festival en Arica, Chile. “Tuvimos la suerte de que vinieron a la Argentina y actuaron en Nonino. La invitación para ir a visitarlos siempre estuvo presente y es un proyecto a cumplir, junto con la posibilidad de actuar en otros paìses. Una de las actividades será dar un pequeño concierto en el Conservatorio de Música de Bolivia, donde seguramente se producirá un intercambio de conocimientos. Nosotros iremos con nuestros tangos y a lo mejor surge hacer algo del folclore de nuestra región”, apunta.

Comentarios