Seguros y entretenidos, para que el viaje en auto no se haga largo

Expertos señalan que la sillita debe estar testeada y el cinturón colocado debajo de la cadera y antes del cuello. Los juegos disponibles

12 Ene 2018
1

“¿Cuánto falta?” es seguramente la pregunta que más se repite durante un viaje familiar. Pero antes de llegar a ese punto y de empezar a recorrer los kilómetros son muchas las cosas por hacer, relacionadas con la protección y con el entretenimiento de los chicos. Por ejemplo, hay que elegir una silla adecuada y que respete las normas de seguridad, además de llevar “chupetes tecnológicos” y juegos de mesa con pocas piezas.

Una frenada brusca puede causar lesiones si los niños viajan desabrochados. Por ello, el uso de sillitas bien colocadas y ajustadas al vehículo reduce los daños y pueden evitar las consecuencias más graves de un accidente. Expertos de la empresa Gulf Oil brindan consejos para usar las sillas correctamente y así proteger a los más chicos. Para empezar, indican que las sillitas, butacas, boosters o huevitos deben estar testeados y homologados, fabricados bajo normas específicas y con materiales que son sometidos a diversos tests dinámicos (de impacto por ejemplo) y de calidad en cuanto a los materiales (ignífugos o en caso contrario, de muy baja combustibilidad).

Para prevenir una lesión cervical -sostienen- el cambio de sillita a un amoldador debe analizarse sólo cuando la altura del niño permita la correcta sujeción con el cinturón de seguridad; mientras que la banda diagonal del cinturón nunca debe estar por encima del cuello y la horizontal debe ajustarse lo más abajo posible sobre la cadera. Por último, aconsejan que la silla debe ir a contramarcha, para que el niño esté más protegido si ocurriera un accidente.

La Asociación Civil Luchemos por la Vida resalta la importancia de separar los mitos de las realidades cuando se está en la ruta. Entonces, si piensan que el niño en los brazos de su mamá va más seguro, la realidad indica que aún en caso de un choque a baja velocidad el adulto no puede evitar ser desplazado de su asiento, y tendrá la inevitable tendencia a abrir sus brazos para sostenerse en el lugar. Además, agregan, la fuerza que se genera en un choque a 50 km/h equivale a la caída de un cuarto piso. “¿Cree usted que podría amortiguar su caída con los brazos?”, resaltan.

Entretenidos

Para que los chicos se queden tranquilos en las butacas, los juegos adquieren un rol fundamental. “Siempre se busca el juego compacto, simple, que tenga pocas piezas sueltas, que no demande agua, que no sea pegoche, que no manche, pero también tiene que ver mucho con quién viajan. Si son dos hermanos, necesitarán algo que puedan jugar entre los dos”, cuenta Camila Cappiello, encargada de la juguetería Giro Didáctico.

Cappiello detalla que hay versiones diseñadas para viajes de juegos tradicionales como las damas, el ajedrez, el solitario o el backgammon, con fichas para clavar en un tablero. Otras opciones que enumera son los libros y los juegos de ingenio, individuales y para los más grandes; y para los más pequeños hay libros y juegos magnéticos.

“Tenemos además una línea de DVD de estimulación temprana, desde el año a los 5 años -detalló-. Después, las cartas (Uno o las españolas) son para una amplia gama de edades”.

Comentarios