Carta de lectores

10 Ene 2018

Accidentes en ”la Vieja ruta 38”
LA GACETA publicó (07/01/2018) que “la educación es el único camino para que la vieja 38” deje de ser la “ruta de la muerte”. Craso error; la educación vial ayudará, pero no es el único camino para evitar accidentes. Ni siquiera es el más importante. Con la enorme cantidad de vehículos de diferentes portes, las rutas de un solo carril hacia cada lado son las responsables de casi todos los accidentes. Es decir que es el “Estado desertor” el principal responsable de los accidentes. Cuando se proyectó la “nueva 38” se presupuestó para dos carriles hacia cada lado. Pero al parecer, entre Alperovich, De Vido y López “se tragaron” dos de los cuatro carriles, y por eso es que esta nueva ruta es más peligrosa que la “vieja 38”. Hoy, en todo el mundo, no se construyen rutas de un solo carril hacia cada lado, salvo, claro está, donde la corrupción y el escamoteo de los fondos públicos ganan el “Gordo de Navidad” con cada obra que hacen. Muestra Provincia es la más pequeña del país y debería, por lo tanto, cubrir toda su extensión con rutas de por lo menos dos carriles hacia lado, lo que evitaría casi todos los accidentes. Esto se logrará cuando la honestidad sea gobierno.
Amado Apud 
Lídoro Quinteros 67
San Miguel de Tucumán
Difunta Correa y el gauchito GIL
No soy devoto pero, en lo que es la postura del “ver para creer”, conocí en las provincias de San Juan y de Corrientes los paradores en los santuarios de la Difunta Correa y el Gauchito Gil, respectivamente. Con el merecido respeto que se merecen, debo confesar que ambos suman millones de creyentes por esos lugares, y son los que recibieron milagros o ayudas a sus ruegos y peticiones. Entre ellos, boxeadores, futbolistas, novias, padres de niños y parientes enfermos, que van dejando sus promesas en agradecimiento. Las velas blancas y rojas simbolizan su fe. Bien es cierto que cada acontecimiento viene acompañado de una historia verídica, comparable con la muerte de Santiago Maldonado que nos conmovió y sensibilizó. La de la Difunta fue una muerte injusta, la de una madre maltratada que amamantó a su hijo para salvarlo aún después de dar su vida por él. La otra, del gaucho bueno que robaba a los ricos para darles a los pobres, y que lo asesinaron para robarle. Sus muertes los convirtieron en “santos” y milagrosos. Y fueron miles y miles los que a través de la celebración, el lunes pasado, exteriozaron su devoción al Gauchito Gil en distintos puntos de la provincia con fuegos artificiales, comidas, festivales y velas y banderas en las grutas erigidas para su devoción. Nuestra Iglesia Católica, con el respeto que me merece, debería tener en cuenta a estos “santos populares” milagrosos para dejar de considerarlos ídolos paganos.
Francisco Amable Díaz
Barrio 20 de Junio
San Miguel de Tucumán
Los “trapitos” de Yerba Buena
Cuando esta situación comenzó, eran unos cuantos. Hoy, lamentablemente, se extendió por toda la ciudad. Empezaron “solicitando” un aporte voluntario por “cuidar” los autos de la gente. Actualmente, exigen un monto fijo, determinado por ellos, que debe ser abonado anticipadamente “so pena” de que “algo le pueda ocurrir a nuestro vehículo”. Los denominados “cuidacoches” o “trapitos” se han apoderado de prácticamente la totalidad de las zonas comerciales de Yerba Buena. Nadie en la ciudad es libre de estacionar sin verse sometido a la extorsión de estas personas que nos imponen un canon forzoso. Se los puede ver con sus chalecos naranjas o verdes por toda la extensión de la avenida Aconquija, por las calles cercanas, las zonas más concurridas de avenida Perón e incluso en los estacionamientos internos construidos en el Open Plaza y City Place. Lo peor del caso es que, de a poco, han logrado que mucha gente vea como normal y acepte una actividad que es completamente ilegal. No debemos restarles en ello su mérito a las autoridades municipales de Yerba Buena, quienes por omisión permiten a diario el avance de estos atropellos.
Juan Martín Pérez Pidutti 
Los reclamos y las peleas
Los que hemos leído al Martín Fierro de José Hernández, recordamos la célebre frase que dice: “los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera; tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de afuera”. Sabias palabras que hoy, más que nunca, tienen vigencia en nuestra Argentina, cuando vemos a diario que miles de personas salen a la calle a protestar por las reformas políticas de este Gobierno, que van en contra de la Constitución. Vivimos en un país sin rumbo, con políticas que sirven únicamente para quienes acumulan riqueza. Gobiernan para los ricos y sus parientes ricos. Y esto trae aparejado la protesta de miles de pobres que salen a las calles porque no tienen trabajo, porque sus hijos no pueden tener el pan de todos los días; no pueden llevarlos a la escuela porque no tienen para el boleto ni para los delantales, útiles y zapatillas. El sueño de darle un mejor provenir a esos chicos es difícil. El hambre y la desnutrición reinan en muchos hogares, y se acentúan con las políticas de quienes prometieron “pobreza cero”. Esto será hasta que la ciudadanía se de cuenta de esas falsas promesas, castigue a sus autores en las urnas y premie a los hombres de bien, que abrazan la democracia con una honesta vocación política. Para no pelear más entre hermanos, en los próximos comicios hay que elegir a quien luche contra la pobreza. 
Jorge A. Chaves
El Corte
Yerba Buena
Dudas sobre la inquisición
En el suplemento Tucumanos (05/01/18), en la sección “Un día como hoy”, se indica que la Inquisición fue fundada en 1478. Mi duda es que, según tengo entendido, Inocencio III reúne el IV Concilio de Letrán en 1215, y allí se decide la creación de jueces inquisidores. En 1218, la Inquisición, con sus métodos tan crueles, funcionaba ya en Alemania, Inglaterra, Italia y España. Quizá la confusión, si es que la hay, se produce porque para 1478 Torquemada, ya de 58 años, estaba en el apogeo de su crueldad y era el referente máximo de la Inquisición. Como puedo estar equivocado, les ruego aclaren las discrepancias acerca de la fundación de aquel atroz engendro.
Mario Figueroa
Pasaje Santos Dumont 1.826
San Miguel de Tucumán
N. de la R.: El IV Concilio de Letrán no decidió la creación de jueces inquisidores. Definió dogmas, puntos sobre la disciplina católica y evaluó y resolvió medidas contra los herejes. La primera inquisición, la episcopal, fue creada por medio de la bula papal Ad abolendam, promulgada a fines del siglo XII (año 1184) por el Papa Lucio III, para combatir la herejía albigense en Francia. Cincuenta años después (1231-1233), el Papa Gregorio IX creó mediante la bula Excommunicamus la inquisición pontificia que se estableció en varios reinos cristianos europeos, durante la Edad Media. La Inquisición española o Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición fue una institución fundada en 1478 por los Reyes Católicos para mantener la ortodoxia católica en sus reinos. El primer auto de fe se celebró el 6 de febrero de 1481, en Sevilla: fueron quemadas vivas seis personas. De allí, la presencia de la Inquisición en la Corona de Castilla se incrementó rápidamente; para 1492 existían tribunales en ocho ciudades castellanas. Torquemada fue nombrado inquisidor general de Aragón, Valencia y Cataluña en 1483, y así la Inquisición se convirtió entonces en la única institución con autoridad en todos los reinos de la monarquía hispánica.
El turismo sustentable
Con el verano llega el momento para muchos de tomarse un tiempo de descanso y, en el mejor de los casos, viajar. Y si es posible hacer un turismo que sea sostenible o sustentable. Siempre es mejor para todos. La Organización Mundial del Turismo (OMT) lo define como aquel que “tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”. El turismo sustentable aspira a tener un mínimo impacto ambiental y favorecer el consumo responsable. Respeta la autenticidad sociocultural de las comunidades locales, conservando sus activos culturales y arquitectónicos, así como sus valores tradicionales y contribuyendo, al mismo tiempo, al entendimiento y a la tolerancia intercultural. En definitiva, aspira a lograr un desarrollo equilibrado conciliando el crecimiento económico con la protección ambiental y social. En este sentido sería deseable que nuestros legisladores nacionales pudieran elaborar normativas de turismo sostenible que ayuden a regularlo y promoverlo en todo el país, para que los destinos turísticos sean preservados hoy y puedan ser disfrutados también por las futuras generaciones.
Patricio Oschlies
Un “nuevo río” de aguas servidas
En la hidrografía de nuestra provincia, apareció un nuevo río. Hace unos 40 días. Nace en calle Frías Silva esquina Crisóstomo. Corre de Oeste a Este. Recibe su primer tributario en calle Libertad. En Miguel Lillo y Crisóstomo Álvarez gira al Sur. Por el momento el segundo afluente de esta calle no aporta al sistema. Llega al complejo Central Tucumano. Seguramente termina en un imbornal y de allí al río Salí. Se trata de aguas residuales, negras o cloacales. Aporta al sector una pestilencia especial. Materia orgánica y líquidos que con el paso de los vehículos son desparramados por doquier. En este tema se escribió hasta el hartazgo. Solo se cambió el presidente de la SAT Sapem. Supongo que esta medida transformará los conductos de 100 mm, en otros de mayor diámetro. La SAT lo único que hizo desde 2004 es aumentar las tarifas. Y solicitar aportes, ahora de $ 500 millones. Pero es gratificante saber que estos líquidos no son contaminantes. Digo por que a nadie le interesa. El Defensor del Pueblo, un fiscal o juez provincial o federal, la propia SAT, etcétera, guardan silencio. Si esto no es un delito contra la salud pública, ¿qué es? La peligrosidad de estos líquidos radica en su composición. Los principales grupos de organismos que se pueden encontrar son: bacterias; pueden ser de origen fecal o implicadas en procesos de biodegradación. En las aguas residuales brutas, predominan escherichia, salmonella, estreptococos fecales, etcétera. Virus: proceden de la excreción, por parte de individuos infectados, ya sean humanos o animales pertenecientes a distintos grupos: poliovirus, coxsackievirus, de la hepatitis, entre otros.
Héctor Francisco

Accidentes en ”la Vieja ruta 38”

LA GACETA publicó (07/01/2018) que “la educación es el único camino para que la vieja 38” deje de ser la “ruta de la muerte”. Craso error; la educación vial ayudará, pero no es el único camino para evitar accidentes. Ni siquiera es el más importante. Con la enorme cantidad de vehículos de diferentes portes, las rutas de un solo carril hacia cada lado son las responsables de casi todos los accidentes. Es decir que es el “Estado desertor” el principal responsable de los accidentes. Cuando se proyectó la “nueva 38” se presupuestó para dos carriles hacia cada lado. Pero al parecer, entre Alperovich, De Vido y López “se tragaron” dos de los cuatro carriles, y por eso es que esta nueva ruta es más peligrosa que la “vieja 38”. Hoy, en todo el mundo, no se construyen rutas de un solo carril hacia cada lado, salvo, claro está, donde la corrupción y el escamoteo de los fondos públicos ganan el “Gordo de Navidad” con cada obra que hacen. Muestra Provincia es la más pequeña del país y debería, por lo tanto, cubrir toda su extensión con rutas de por lo menos dos carriles hacia lado, lo que evitaría casi todos los accidentes. Esto se logrará cuando la honestidad sea gobierno.

Amado Apud 
Lídoro Quinteros 67
San Miguel de Tucumán



Difunta Correa y el Gauchito Gil

No soy devoto pero, en lo que es la postura del “ver para creer”, conocí en las provincias de San Juan y de Corrientes los paradores en los santuarios de la Difunta Correa y el Gauchito Gil, respectivamente. Con el merecido respeto que se merecen, debo confesar que ambos suman millones de creyentes por esos lugares, y son los que recibieron milagros o ayudas a sus ruegos y peticiones. Entre ellos, boxeadores, futbolistas, novias, padres de niños y parientes enfermos, que van dejando sus promesas en agradecimiento. Las velas blancas y rojas simbolizan su fe. Bien es cierto que cada acontecimiento viene acompañado de una historia verídica, comparable con la muerte de Santiago Maldonado que nos conmovió y sensibilizó. La de la Difunta fue una muerte injusta, la de una madre maltratada que amamantó a su hijo para salvarlo aún después de dar su vida por él. La otra, del gaucho bueno que robaba a los ricos para darles a los pobres, y que lo asesinaron para robarle. Sus muertes los convirtieron en “santos” y milagrosos. Y fueron miles y miles los que a través de la celebración, el lunes pasado, exteriozaron su devoción al Gauchito Gil en distintos puntos de la provincia con fuegos artificiales, comidas, festivales y velas y banderas en las grutas erigidas para su devoción. Nuestra Iglesia Católica, con el respeto que me merece, debería tener en cuenta a estos “santos populares” milagrosos para dejar de considerarlos ídolos paganos.

Francisco Amable Díaz
Barrio 20 de Junio
San Miguel de Tucumán



Los “trapitos” de Yerba Buena

Cuando esta situación comenzó, eran unos cuantos. Hoy, lamentablemente, se extendió por toda la ciudad. Empezaron “solicitando” un aporte voluntario por “cuidar” los autos de la gente. Actualmente, exigen un monto fijo, determinado por ellos, que debe ser abonado anticipadamente “so pena” de que “algo le pueda ocurrir a nuestro vehículo”. Los denominados “cuidacoches” o “trapitos” se han apoderado de prácticamente la totalidad de las zonas comerciales de Yerba Buena. Nadie en la ciudad es libre de estacionar sin verse sometido a la extorsión de estas personas que nos imponen un canon forzoso. Se los puede ver con sus chalecos naranjas o verdes por toda la extensión de la avenida Aconquija, por las calles cercanas, las zonas más concurridas de avenida Perón e incluso en los estacionamientos internos construidos en el Open Plaza y City Place. Lo peor del caso es que, de a poco, han logrado que mucha gente vea como normal y acepte una actividad que es completamente ilegal. No debemos restarles en ello su mérito a las autoridades municipales de Yerba Buena, quienes por omisión permiten a diario el avance de estos atropellos.

Juan Martín Pérez Pidutti [email protected]

Los reclamos y las peleas

Los que hemos leído al Martín Fierro de José Hernández, recordamos la célebre frase que dice: “los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera; tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de afuera”. Sabias palabras que hoy, más que nunca, tienen vigencia en nuestra Argentina, cuando vemos a diario que miles de personas salen a la calle a protestar por las reformas políticas de este Gobierno, que van en contra de la Constitución. Vivimos en un país sin rumbo, con políticas que sirven únicamente para quienes acumulan riqueza. Gobiernan para los ricos y sus parientes ricos. Y esto trae aparejado la protesta de miles de pobres que salen a las calles porque no tienen trabajo, porque sus hijos no pueden tener el pan de todos los días; no pueden llevarlos a la escuela porque no tienen para el boleto ni para los delantales, útiles y zapatillas. El sueño de darle un mejor provenir a esos chicos es difícil. El hambre y la desnutrición reinan en muchos hogares, y se acentúan con las políticas de quienes prometieron “pobreza cero”. Esto será hasta que la ciudadanía se de cuenta de esas falsas promesas, castigue a sus autores en las urnas y premie a los hombres de bien, que abrazan la democracia con una honesta vocación política. Para no pelear más entre hermanos, en los próximos comicios hay que elegir a quien luche contra la pobreza. 

Jorge A. Chaves
El Corte
Yerba Buena


Dudas sobre la inquisición

En el suplemento Tucumanos (05/01/18), en la sección “Un día como hoy”, se indica que la Inquisición fue fundada en 1478. Mi duda es que, según tengo entendido, Inocencio III reúne el IV Concilio de Letrán en 1215, y allí se decide la creación de jueces inquisidores. En 1218, la Inquisición, con sus métodos tan crueles, funcionaba ya en Alemania, Inglaterra, Italia y España. Quizá la confusión, si es que la hay, se produce porque para 1478 Torquemada, ya de 58 años, estaba en el apogeo de su crueldad y era el referente máximo de la Inquisición. Como puedo estar equivocado, les ruego aclaren las discrepancias acerca de la fundación de aquel atroz engendro.

Mario Figueroa
Pasaje Santos Dumont 1.826
San Miguel de Tucumán



N. de la R.: El IV Concilio de Letrán no decidió la creación de jueces inquisidores. Definió dogmas, puntos sobre la disciplina católica y evaluó y resolvió medidas contra los herejes. La primera inquisición, la episcopal, fue creada por medio de la bula papal Ad abolendam, promulgada a fines del siglo XII (año 1184) por el Papa Lucio III, para combatir la herejía albigense en Francia. Cincuenta años después (1231-1233), el Papa Gregorio IX creó mediante la bula Excommunicamus la inquisición pontificia que se estableció en varios reinos cristianos europeos, durante la Edad Media. La Inquisición española o Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición fue una institución fundada en 1478 por los Reyes Católicos para mantener la ortodoxia católica en sus reinos. El primer auto de fe se celebró el 6 de febrero de 1481, en Sevilla: fueron quemadas vivas seis personas. De allí, la presencia de la Inquisición en la Corona de Castilla se incrementó rápidamente; para 1492 existían tribunales en ocho ciudades castellanas. Torquemada fue nombrado inquisidor general de Aragón, Valencia y Cataluña en 1483, y así la Inquisición se convirtió entonces en la única institución con autoridad en todos los reinos de la monarquía hispánica.


El turismo sustentable

Con el verano llega el momento para muchos de tomarse un tiempo de descanso y, en el mejor de los casos, viajar. Y si es posible hacer un turismo que sea sostenible o sustentable. Siempre es mejor para todos. La Organización Mundial del Turismo (OMT) lo define como aquel que “tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”. El turismo sustentable aspira a tener un mínimo impacto ambiental y favorecer el consumo responsable. Respeta la autenticidad sociocultural de las comunidades locales, conservando sus activos culturales y arquitectónicos, así como sus valores tradicionales y contribuyendo, al mismo tiempo, al entendimiento y a la tolerancia intercultural. En definitiva, aspira a lograr un desarrollo equilibrado conciliando el crecimiento económico con la protección ambiental y social. En este sentido sería deseable que nuestros legisladores nacionales pudieran elaborar normativas de turismo sostenible que ayuden a regularlo y promoverlo en todo el país, para que los destinos turísticos sean preservados hoy y puedan ser disfrutados también por las futuras generaciones.

Patricio Oschlies
[email protected]



Un “nuevo río” de aguas servidas

En la hidrografía de nuestra provincia, apareció un nuevo río. Hace unos 40 días. Nace en calle Frías Silva esquina Crisóstomo. Corre de Oeste a Este. Recibe su primer tributario en calle Libertad. En Miguel Lillo y Crisóstomo Álvarez gira al Sur. Por el momento el segundo afluente de esta calle no aporta al sistema. Llega al complejo Central Tucumano. Seguramente termina en un imbornal y de allí al río Salí. Se trata de aguas residuales, negras o cloacales. Aporta al sector una pestilencia especial. Materia orgánica y líquidos que con el paso de los vehículos son desparramados por doquier. En este tema se escribió hasta el hartazgo. Solo se cambió el presidente de la SAT Sapem. Supongo que esta medida transformará los conductos de 100 mm, en otros de mayor diámetro. La SAT lo único que hizo desde 2004 es aumentar las tarifas. Y solicitar aportes, ahora de $ 500 millones. Pero es gratificante saber que estos líquidos no son contaminantes. Digo por que a nadie le interesa. El Defensor del Pueblo, un fiscal o juez provincial o federal, la propia SAT, etcétera, guardan silencio. Si esto no es un delito contra la salud pública, ¿qué es? La peligrosidad de estos líquidos radica en su composición. Los principales grupos de organismos que se pueden encontrar son: bacterias; pueden ser de origen fecal o implicadas en procesos de biodegradación. En las aguas residuales brutas, predominan escherichia, salmonella, estreptococos fecales, etcétera. Virus: proceden de la excreción, por parte de individuos infectados, ya sean humanos o animales pertenecientes a distintos grupos: poliovirus, coxsackievirus, de la hepatitis, entre otros.

Héctor Francisco
[email protected]

Comentarios