Una ficción y dos documentales están más cerca de rodarse

Aportes de la Provincia por $45.000 para la realización de tres filmes con temática local.

10 Ene 2018
1

MÚSICO EMBLEMÁTICO. Jacinto Piedra será recordado por Caro.

La historia de una adolescente que busca su futuro; la evocación del folclorista santiagueño Jacinto Piedra; y el recuerdo de episodios vividos en Tucumán durante el gobierno de facto de Antonio Domingo Bussi estarán desde hoy más cerca de ser filmados. 
Estos tres argumentos fueron los ganadores del proyecto Labindoc, y sus responsables recibirán a las 10, en la sala Hynes O’Connor del Espacio Incaa (San Martín 251, planta baja), el aporte por $ 15.000 para cada uno ($45.000 en total) que les otorgará el Ente de Cultura de Tucumán. La convocatoria estaba destinada a películas de ficción, documentales, series y unitarios de televisión y series para ser emitidas por Internet, y el jurado de selección estuvo integrado por Benjamín Ávila, Pablo Giorgelli y Nicolás Battle.
Los tres participaron activamente en la primera etapa de este premio, que consistió en un taller presencial para los ganadores que se dictó durante diciembre en la residencia que la Universidad Nacional de Tucumán tiene en San Javier. De esa actividad participaron también quienes resultaron suplentes. 
Los proyectos elegidos  
La primera de las historias es “El tiempo entre nosotros”, una propuesta de ficción de Agostina Colantuoni, enrolada en el género dramático. Aborda la situación de una adolescente huérfana, recién salida de un instituto de menores, que debe afrontar su pasado mientras atraviesa la búsqueda de su independencia personal. La producción está a cargo de Victoria Getta.
Las otras son producciones documentales. En “El diablo cantaba en el monte”, Gustavo Caro (docente de la Licenciatura en Cine de la UNT) evoca al folclorista Jacinto Piedra. El premio se otorgó a esta idea por “el rescate de una figura emblemática de la música popular de la región, su tratamiento riguroso y la profusa investigación realizada”. 
La opresión de la dictadura militar en Tucumán a partir de 1976 se registrará en “La memoria cóncava”, de Gastón Bejas, producida por José Villafañe. El filme abarcará cuatro episodios distintos, como son el traslado de los menhires de su lugar de origen; el secuestro y abandono de una veintena de mendigos de la capital en Catamarca; el asesinato de Luis Falú; y la tumba colectiva en el Pozo de Vargas. Los jueces consideraron que es un documental de enorme potencial que explora la memoria y la identidad de los tucumanos.

La historia de una adolescente que busca su futuro; la evocación del folclorista santiagueño Jacinto Piedra; y el recuerdo de episodios vividos en Tucumán durante el gobierno de facto de Antonio Domingo Bussi estarán desde hoy más cerca de ser filmados. 

Estos tres argumentos fueron los ganadores del proyecto Labindoc, y sus responsables recibirán a las 10, en la sala Hynes O’Connor del Espacio Incaa (San Martín 251, planta baja), el aporte por $ 15.000 para cada uno ($45.000 en total) que les otorgará el Ente de Cultura de Tucumán. La convocatoria estaba destinada a películas de ficción, documentales, series y unitarios de televisión y series para ser emitidas por Internet, y el jurado de selección estuvo integrado por Benjamín Ávila, Pablo Giorgelli y Nicolás Battle.

Los tres participaron activamente en la primera etapa de este premio, que consistió en un taller presencial para los ganadores que se dictó durante diciembre en la residencia que la Universidad Nacional de Tucumán tiene en San Javier. De esa actividad participaron también quienes resultaron suplentes. 

Los proyectos elegidos  

La primera de las historias es “El tiempo entre nosotros”, una propuesta de ficción de Agostina Colantuoni, enrolada en el género dramático. Aborda la situación de una adolescente huérfana, recién salida de un instituto de menores, que debe afrontar su pasado mientras atraviesa la búsqueda de su independencia personal. La producción está a cargo de Victoria Getta.

Las otras son producciones documentales. En “El diablo cantaba en el monte”, Gustavo Caro (docente de la Licenciatura en Cine de la UNT) evoca al folclorista Jacinto Piedra. El premio se otorgó a esta idea por “el rescate de una figura emblemática de la música popular de la región, su tratamiento riguroso y la profusa investigación realizada”. 

La opresión de la dictadura militar en Tucumán a partir de 1976 se registrará en “La memoria cóncava”, de Gastón Bejas, producida por José Villafañe. El filme abarcará cuatro episodios distintos, como son el traslado de los menhires de su lugar de origen; el secuestro y abandono de una veintena de mendigos de la capital en Catamarca; el asesinato de Luis Falú; y la tumba colectiva en el Pozo de Vargas. Los jueces consideraron que es un documental de enorme potencial que explora la memoria y la identidad de los tucumanos.

Comentarios