“La significación del caballo en la obra de Yupanqui es profunda”

El hijo de don Ata llegó a Raco para acompañar la presentación de un CD, obra del cantautor Hernán Terán. El trabajo en la Fundación.

09 Ene 2018
1

ENVUELTO POR EL PAISAJE RAQUEÑO. Roberto “Coya” Chavero preside la Fundación Atahualpa Yupanqui. GENTILEZA FEDERICO GARCÍA HAMILTON

“La significación del caballo en la obra de Yupanqui es profundísima, el hecho de haber viajado y utilizado el caballo, no sólo como medio de transporte, sino el poder ir observando paisajes, gentes, tradiciones, imprimió en su obra una forma de ver la vida muy distinta si no le hubiera ocurrido esto. Esa forma de poder observar marcó profundamente su obra”, dice Roberto “Coya” Chavero, hijo de don Ata, que anduvo el domingo por Raco, acompañando la presentación del cedé “De a caballo”, del cantautor Hernán Terán.

El responsable de la Fundación Atahualpa Yupanqui dijo que no conocía personalmente a Terán. “Me envió su disco y a través de un amigo común se organizó mi venida, con todo gusto vine a acompañar esta presentación. Hay varios temas representativos que el Tata compuso en Tucumán, me pareció una buena oportunidad para visitar nuevamente la provincia y reunirme con alguna gente inquieta que tiene admiración por la obra del Tata”, señaló.

- ¿Qué sintió la primera vez que estuvo en Raco, donde don Ata tuvo un rancho?

- Estuve en Raco un par de veces, no he me he quedado, pero he estado visitando gente. Conozco por fotos lo que quedaba del rancho en la cumbre; el rancho ya no existe pero había fotos de un amigo que estaba investigando el paso del Tata por Tucumán. Este hombre iba caminando y vio arriba unos restos, justo pasó un lugareño que le comentó que había sido el rancho de don Ata… Hay un arroyito que pasa por ahí cerca… Y recogió unas cuantas historias del Tata en los cerros tucumanos. Fue conocer un lugar que para mi padre ha sido muy significativo en su vida, me ayuda siempre a comprender mejor su obra, lo que dejó plasmado en las canciones, en los libros… Vi el monumento, que en ese momento estaba bastante descuidado… Lo importante es que la obra de mi padre se difunda, los monumentos son para que las palomas se posen en ellos y los adornen con sus deposiciones. En lo personal, no aspiro a un monumento, sino a que su obra se difunda y es lo que nosotros desde la Fundación pretendemos hacer.

- ¿Y cómo va el trabajo de la Fundación?

- Muy bien, tenemos una muestra en el CCK que empezó en agosto pasado; estamos trabajando con la Universidad Nacional de San Luis con la edición de los libros, con la del Noroeste de Buenos Aires, en Pergamino, que ha sacado un libro para niños con el texto de la canción de “Indiecito dormido”. Imágenes y una aplicación para WhatsApp permiten escuchar la canción cantada por el Coro de Niños de Pergamino. Estamos organizando para el 31 de enero, que se cumplen 110 años del nacimiento de Yupanqui, un homenaje en el Cabildo de Córdoba; seguimos trabajando con escuelas, en particular, las de Cerro Colorado, San Elena y Rayo Cortado.

Comentarios