Unidos por el podio

Los hermanos Ruiz Campo se destacaron

07 Dic 2017

Puede sonar a inédito lo que les pasó a los Ruiz Campo el último fin de semana: Alejandro y Federico se subieron al podio en distintos eventos deportivos. “El primer año que él fue a correr el Campeonato Argentino de mountain bike, en Bariloche, ganó y yo también en Cochuna”, hizo memoria Federico.

Esta vez hubo combinación de disciplina, aunque la victoria sólo fue para uno de ellos. En el cierre del Campeonato Tucumano de Rally, Federico fue navegante del ganador, Andrés Reginato, mientras que en el “VIII Desafío Mundo Nuevo” de la modalidad descenso de mountain bike, Alejandro ocupó el tercer lugar corriendo en pareja junto a Javier Santiago. “Fefo” compitió en Tafí Viejo y “Ale” en Villa Nougués.

Ambos se subieron a las máquinas a último momento. “Andrés me habló el jueves. Es más yo tenía planeado ir a ver el Desafío porque siempre sale muy bueno”, reveló Federico. Es que el encanto de la prueba se genera porque es la única que se corre por duplas en el país. Ni que hablar del trazado. “Mundo Nuevo es uno de los tres mejores circuitos que hay en el país, no podemos dejar pasar la oportunidad”, destacó Alejandro.

Ese mix hizo que el deseo de su hermano Federico apuntara a ser espectador. Hasta que recibió el llamado del rally. Enterado de la situación y la imposibilidad de poder ir a alentar a Federico, Alejandro tomó los recaudos para que sintiera su apoyo. “Sabía que el sábado a la mañana, porque trabajaba, no iba a poder ir al rally. Cuando llegué al negocio a las 9 estaba por abrir y pasó el primer auto. Entonces pensé: ‘estos salen de Tafí y se van a La Papelera. Van a pasar por acá’”, comenzó el relato.

“Pasó un Renault 18 naranja, pero era el número tres; ellos tenían el dos. Me quedé otro ratito y pasa otro Renault 18. Pensé: ‘pucha pasaron antes nomás’. Entonces me voy a abrir el negocio, me doy la vuelta, siento el ruido, miro y eran ellos. Salí rápido, me saqué la remera y ellos me tocaron la bocina y abrieron la puerta. Ahora van a tener que pasar por la puerta del negocio para que tengan suerte siempre”, bromeó “Ale”.

Tanto Federico como Alejandro hacía varios meses que no practicaban los deportes en los que se destacaron el fin de semana. ¿El éxito, pese a la inactividad, habrá pasado por la portación del apellido? “Muchos deportistas tienen memoria física”, analizó “Ale”. Pero le puso más énfasis a otro factor. “Que te vaya bien en un deporte depende sobre todo de la satisfacción personal que genere, ese es el motor número uno. No hay resultados, por más que entrenés todo lo necesario, si no tenés una motivación. No se llega a buen puerto”, extendió su opinión.

Y “Fefo” fue también por el mismo lado para explicar su triunfo. “Que las cosas salgan bien depende de la diversión que te genere. Es la satisfacción más grande: vengo a divertirme, pero si salgo lo más arriba posible mejor”, sintetizó el hombre de 42 años.

Comentarios