A ponerle un tope a la locura: hay que establecer prioridades

06 Dic 2017
1

MENTE POSITIVA. Completá lo que podés y el resto dejalo partir. ALO.CO

Llegan las fiestas y es como si se terminara el mundo. Mucha gente sale enloquecida a tratar de ganarle al tiempo tratando de concluir los proyectos de todo el año. Eso genera cansancio y frustración cuando las metas no se pueden cumplir. La psicóloga gestaltista Carmina Varela, directora del Centro Gelstáltico San Isidro en el NOA, pone una moción de orden a la locura de fin de año: “en primer lugar hay que establecer prioridades. Preguntarse ¿qué cosas pueden esperar a enero para definirse sin que pase nada? ¿Cuáles son mis recursos en relación con mis expectativas? Aprender a sincerarse también es bueno”.

“En estos momentos hay como una desproporción, entre el grado de energía que tengo a esta altura del año y los recursos con que cuento. A eso se suma que estoy menos tolerante en tiempos en que aumentan las exigencias del entorno. ¿Cómo frenar esta locura?”, se pregunta Varela. Y establece tres puntos:

1) Reordenar las prioridades: ver si lo que vivo como urgente, realmente no puede esperar hasta después del 1 de enero. También tengo que aprender a soltar lo que ya no se puede terminar o los proyectos que no avanzaron durante todo el año.

2) Medir las propias expectativas con la realidad. Si quiero que los chicos terminen con 10 en la escuela o si pretendo estar en forma cuando recién comienzo el gimnasio, debo pensar que las cosas son resultado de un proceso. Por más que yo me esfuerce al final, no lo voy a conseguir.

3) Sincerarse y diferenciar entre las metas que me impongo y las que son impuestas por los demás. Reconocer el valor de las cosas que a mí realmente me importan, y no lo que quieren mis amigos o mi familia. Varela insta a pensar en que si bien hay un año que se cierra, también hay otro que se abre y que significa una nueva oportunidad que nos da la vida.

Comentarios