El ala extrema conducirá a la derecha alemana

04 Dic 2017

BERLÍN, Alemania.- El congreso de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), tercera fuerza electoral en ese país, logró ayer dirimir dos días de tensa lucha interna y eligió una nueva cúpula, encabezada por dos figuras favorables a los nacionalistas radicales, que vencieron así a los conservadores tradicionales.

El cónclave de AfD, reunido durante el fin de semana en Hannover, eligió como líderes al eurodiputado Jorg Meuthen y al jefe del grupo en el Parlamento alemán, Alexander Gauland, en medio de fuertes críticas a la presunta islamización de Alemania y a la canciller democristiana Angela Merkel.

Gauland y Meuthen, elegidos el sábado como jefes, protegen al nacionalista Bjorn Hocke, el dirigente del partido en Turingia, en un proceso de expulsión promovido por los conservadores tradicionales.

Los moderados hicieron el pedido de expulsión después de que Hocke criticara la cultura de la memoria de los crímenes del nazismo y afirmase que el monumento a las víctimas del Holocausto en Berlín era en realidad un “monumento de la vergüenza”.

La elección de la nueva comisión directiva se precipitó por la partida de la copresidenta Frauke Petry, que acusó al partido de haberse vuelto demasiado extremista y ahora es diputada independiente.

En declaraciones al diario Bild, Petry afirmó que la AfD ha quedado en manos de la derecha nacionalista. “Ahora pasa lo que siempre quiso Bjorn Hocke, tener a Gauland de marioneta en la presidencia”, dijo. (DPA)

En Esta Nota

Angela Merkel
Comentarios