Corea del Norte amenaza con represalias

Pyongyang afirma que Estados Unidos y Corea del Sur preparan un ataque

04 Dic 2017
1

ESCALADA. Norcorea probó su misil de mayor alcance hace días. credito

SEÚL, Corea del Sur.- Antes del inicio de la maniobra anual conjunta de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos y Corea del Sur, Corea del Norte endureció ayer el tono y amenazó con tomar represalias.

El Comité norcoreano para la Reunificación Pacífica acusó a ambos países de estar preparándose para emprender su mayor maniobra conjunta para “destruir completamente a Corea del Norte”.

El Ministerio del Exterior de Corea del Norte acusó el sábado al Gobierno de Estados Unidos de “mendigar una guerra atómica”. Ambos comunicados fueron publicados por los medios estatales.

Según fuentes militares, en la maniobra de cinco días llamada “Vigilant Ace” participarán más de 230 aviones de combate y 12.000 soldados. Según esas fuentes, el ejercicio tiene como objetivo fortalecer la “disposición” de ambos países aliados.

En noviembre del año pasado, más de 16.000 soldados y más de 200 aviones participaron en “Vigilant Ace”.

La maniobra se realizará sólo pocos días después de un test de otro cohete intercontinental por parte de Corea del Norte. El país, aislado diplomáticamente, comunicó poco después del test que puede atacar todo el territorio de Estados Unidos con proyectiles atómicos.

Corea del Norte advirtió hoy que Estados Unidos y Corea del Sur con sus “provocaciones que van escalando sólo están invitando a una terrible represalia y están convocando a su autodestrucción”.

Pyongyang acusa a Estados Unidos de estar preparando con sus maniobras militares con Corea del Sur un ataque, lo que ambos países niegan.

En busca de locaciones

La agencia estadounidense encargada de proteger al país de ataques con misiles está examinando la costa occidental por lugares donde desplegar nuevas defensas antimisiles.

Las defensas en la costa occidental incluirían misiles antibalísticos de Defensa Aérea de Gran Altitud Terminal, similares a los desplegados en Corea del Sur para proteger al país de un ataque de Corea del Norte.

El ritmo acelerado del programa de ensayos de misiles balísticos de Corea del Norte en 2017 y la probabilidad de que el Ejército de Corea del Norte pueda alcanzar el territorio continental estadounidense con una carga nuclear en los próximos años ha aumentado la presión sobre el Gobierno para que fortalezca las defensas antimisiles. (Reuters)

En Esta Nota

Corea del Norte
Comentarios