El delantero “santo” se ilusiona con cerrar 2017 de la mejor manera

A dos fechas del inicio de receso de fin de año San Martín se ubica a cuatro unidades de Villa Dálmine.

01 Dic 2017
1

CONTENTO. Claudio Bieler se siente complacido por el buen trato que recibió, desde que llegó al club, por parte del hincha. la gaceta / foto de Antonio Ferroni

Fecha a fecha queda demostrada la enorme paridad futbolística que existe en los campos de juego de la B Nacional. Para tener un ejemplo valedero de esta afirmación, hay que remontarse a la tabla de posiciones. Es que luego de jugarse 10 jornadas, 14 de los 25 equipos que militan en la categoría están separados por seis unidades. Villa Dálmine que es el líder del torneo, con 19 puntos y Quilmes que ocupa el 14° puesto cosechó 13.

Por eso, es muy cierta aquella afirmación que indica que el equipo que pueda conseguir una rachita de triunfos, en pocas fechas, puede llegar a una posición de privilegio. Eso es lo que le ocurrió a San Martín, en las últimas jornadas: de estar navegando por la mitad de la tabla, luego de los triunfos frente a Boca Unidos y Sarmiento, y el empate ante Quilmes, consiguió una bocanada de aire fresco que le hace observar el futuro con otros ojos.

A dos fechas del inicio de receso de fin de año, el “Santo” se ubica a cuatro unidades de Villa Dálmine, el próximo rival en La Ciudadela. Por eso, en caso de conseguir el ansiado triunfo de local, se quedará a tiro de la cúspide.

Claudio Bieler, uno de los referentes que tiene el plantel que dirige Diego Cagna, considera que este partido contra el sorpresivo líder de la segunda categoría del fútbol argentino se presenta como una excelente posibilidad para empezar a despedir 2017 de la mejor manera. “En nuestro último encuentro de local, la idea es conseguir el triunfo que desde hace varios cotejos se nos viene negando. Pero más allá del rival de turno, lo que a nosotros nos debe importar es que podamos hacer dentro del campo de juego. Es el momento justo para dar el gran salto hacia los primeros puestos en el certamen”, señaló “Taca”.

El delantero, aunque interpreta la ansiedad del hincha, no deja de resaltar que San Martín es un equipo nuevo que, a medida que fueron transcurriendo los partidos, se fue conociendo futbolísticamente. “Como toda cosa nueva se necesita un cierto tiempo de adaptación para que el equipo pueda interpretar lo que el técnico pretente. Somos fieles al esquema de juego que pregona Diego (Cagna)”, señaló el atacante nacido en Vera (provincia de Santa Fe).

Bieler considera que los seis puntos que estarán en juego ante Dálmine y Gimnasia (J), en caso de conseguirlos, puede darles a los miembros del plantel cierta tranquilidad para encarar la parte final de la temporada de la mejor manera. “Es así, pero no queremos adelantarnos a los hechos y poner hoy todas las pilas en el partido del domingo. Ya habrá tiempo para planificar el cotejos ante los jujeños”, dijo el jugador, que confesó estar bien en San Martín. “Desde que llegué, el hincha me hizo sentir como en mi casa. Eso es algo que valoro inmensamente y me hace esforzarme al máximo para complacerlos”, explicó.

Comentarios