“Tengo identificados a los guardiacárceles que venden drogas”

Ana Silva, la esposa del interno asesinado, pidió que el crimen no quede impune y que se investigue por qué no protegieron a su pareja.

01 Dic 2017
1

AMOR INCONDICIONAL. Silvia se tatuó el nombre de su pareja. LA GACETA / FRANCO VERA

“Hay muchos chicos que deben estar sufriendo lo mismo que estaba padeciendo mi marido cuando estuvo en el penal, pero mi esposo tuvo el valor de hablar. Los tengo identificados a todos los guardiacárceles que venden drogas con nombre y apellido”, advirtió Ana Silva, esposa de Sebastián Medina, el preso asesinado en el patio del Anexo I el miércoles 22.

La mujer insiste en que intentó alertar durante dos días seguidos que la vida de su pareja corría peligro dentro de la penitenciaría. “Estuvimos permanentemente el martes todo el día y el miércoles hasta el momento mismo en que mataron a mi marido. Mientras estaba en el Juzgado, ellos lo asesinaban”, reclamó, y advirtió: “No voy a descansar hasta que el crimen de Sebastián se esclarezca. No es justo que esto haya terminado así. Él estaba pagando su falta”.

La abogada Silvia Furque, quien representa a la familia de Medina, remarcó que se trata de un caso inusual, ya que no es común que un preso denuncie formalmente a guardiacárceles. “La diferencia es esa, que él hizo una denuncia formal y en el lugar correcto. Raras veces ocurre que un preso haga una denuncia formal por escrito y con un abogado por este tipo de situaciones”, aclaró.

Furque destacó que por ahora se desconoce quién dio la orden de traslado de los dos presos que habían acusado a personal del Servicio Penitenciario por venta de estupefacientes.

“Todavía no se sabe quién dio esa orden, eso está siendo investigado. La seccional 7° mandó un informe al Juzgado de Ejecución y lo mismo dijeron desde la cárcel, pero desde el juzgado aseguran que no fueron informados. Hay una falta de custodia total dentro del penal, porque si tenía la protección de un habeas corpus presentado en septiembre, tendrían que haberlos llevado al sector de máxima seguridad y no al Anexo, donde están todos juntos. Las autoridades conocían todo esto, porque ellos informaron al juez de Ejecución sobre el traslado. Queremos que se investigue quién ordenó los traslados y que alguien responda por lo ocurrido”, comentó la profesional.

Un día clave

Por otra parte, fuentes judiciales confirmaron que hoy puede definirse la suerte de los sospechados de haber cometido el crimen. La fiscala Adriana Giannoni ya tendrá en su despacho los informes que le pidió al Servicio Penitenciario. También declararán varias personas que podrían aportar datos sobre lo que sucedió en la seccional 7°.

Comentarios