López Ávila sobre el crimen de Paulina Lebbos: "hoy no existen dudas de que la víctima fue ahorcada"

El fiscal fue entrevistado en el piso de "Panorama Tucumano". Habló sobre la hipótesis de una fiesta en El Cadillal; también se refirió al caso Viroche.

30 Nov 2017

Diego López Ávila estuvo de invitado en el piso de "Panorama Tucumano" y se refirió al homicidio de Paulina Lebbos, cuyo juicio comenzará el martes 6 de febrero de 2018. El fiscal que investiga el crimen de la joven, ocurrido en febrero de 2006, afirmó que hoy no hay dudas de cómo fue ultimada la estudiante de Comunicación Social.

"Hoy no existen dudas de que la víctima falleció por estrangulamiento, fue ahorcada. Es muy probable que haya sido una persona. Los informes hablan de una mano, de hecho. Se habla de una compresión en esa zona (en el cuello), dijo el funcionario judicial.

El fiscal calificó la causa como "muy compleja", y recordó que cayó en sus manos después de ocho años. "La investigación fue gigante. Intervenimos teléfonos de funcionarios del Gobierno. Había prueba que se habían degradado por el paso del tiempo.

López Ávila afirmó que también investigaron la hipótesis de una fiesta de la que habrían participado "hijos del poder", que daba cuenta que Paulina Lebbos habría caído de una mesa mientras bailaba, pero esa suposición fue descartada ya que las pruebas daban cuenta de una asfixia por compresión.

La muerte del padre Viroche

El fiscal también impulsa la investigación de la muerte del cura Juan Viroche, quien apareció ahorcado en el 5 de octubre de 2016 en la parroquia de La Florida. López Ávila afirmó que hace dos semanas recibió unos informes sobre la personalidad del sacerdote que concluyó que se habría quitado la vida por decisión propia. En primera instancia, vecinos y funcionarios judiciales habían asegurado que el sacerdote había sido víctima de un crimen ideado por una organización criminal vinculada al narcotráfico o la trata de personas. La causa aún está caratulada como "muerte dudosa".


Comentarios