Luchar y ganarles la batalla a las malezas será uno de los desafíos

Gonzalo Blasco opinó que el “canon” por Intacta debería ser más barato.

25 Nov 2017

Ante la cercanía de una nueva siembra de soja en Tucumán, LA GACETA Rural dialogó con el productor Gonzalo Blasco, que explota un campo en el este de Tucumán, en la zona de Piedrabuena, sobre la humedad del suelo y la necesidad de que aparezcan las lluvias que necesitan para comenzar a sembrar, sobre las malezas y la respuesta que los productores deberían implementar para su control adecuado y sobre fertilización, variedades y rotación con maíz.

- ¿Cómo está la humedad en los suelos? ¿Pueden sembrar?

- Los lotes que vienen de un cultivo de invierno están secos, porque no recibieron aportes de lluvias importantes en octubre ni en noviembre. Prácticamente nunca llovió bien en todo este tiempo, salvo casos puntuales. Pero los perfiles que no tuvieron ningún cultivo en invierno y vienen de soja o maíz, y con pocas lluvias y con barbechos adecuados, están buenos y sin malezas. También hay lotes que vienen de soja y maíz sin control de malezas, y con perfil sin humedad suficiente: no están en condiciones para sembrar los granos.

- ¿El clima será un problema?

- Estamos atentos a los pronósticos, que no son muy buenos. Pero somos optimistas. Esperamos que aparezcan las lluvias, buenas lluvias, para que tengamos una buena campaña. Los productores necesitamos una ayuda del clima.

- ¿Las malezas complicarán?

- Existen distintas situaciones. La realidad es que cada vez es más complicado manejar las malezas. Hay lotes con rastrojos de soja y maíz, que tienen presencia de atacos resistentes de glifosato, y otros campos con otras especies. Se detectó presencia de “malvas” y “cardos”, y también de “borrelia” que es una maleza muy dura. También se detectaron los primeros rebrotes de “pasto ruso resistente”. En otros campos aún no hay nada de malezas, pero estimamos que aparecerán en cuanto haya mayor humedad en esos perfiles. Por eso, me animo a decir que en esta campaña de granos 2017/2018 será muy complicado tener un buen y eficiente control de las malezas.

- ¿Cuáles son las estrategias?

- Una posibilidad es aplicar preemergentes buscando tener el control de la mayoría de las malezas. Pero las aplicaciones son caras: entre U$S 12/ha y U$S 18/ha de preemergente, y debiendo agregar el costo del glifosato, del 2,4D amina y otros productos.

Y hacer barbechos químicos es muy caro porque los productos son caros y en dólares. Además, hay que aplicar dosis altas, y más los preemergentes, y si en diciembre tenemos que trabajar contra las gramíneas, entonces la ecuación es muy onerosa. Estimo que será una campaña complicada. Por eso, habrá que utilizar preemergentes y monitorear los lotes para usar las gramíneas en tiempo y en forma. Y también habrá que ser cuidados son las aplicaciones, dilucidando en cada caso cuál producto aplicar, y hacer pulverizaciones.

- ¿Habrá fertilización?

- Siempre es importante. Venimos de campañas donde no trabajamos con fertilizaciones porque los números, la ecuación económica, son muy difíciles, muy finita.

Ahora, los productores están pensando en fertilizar, y otros ya lo están haciendo: con productos fosfatados, si es un campo con soja, o con productos nitrogenados, si es con maíz. Ahora, los productores sojeros estamos con expectativas de que los márgenes financieros serán mejores, por ello habría fertilización, y esto tendrá distintas alternativas: algunos productores, con mayor capacidad financiera, desarrollarán un plan variable de fertilización según un “mapeo” del suelo, mientras que otros desplegarán una “fertilización fija”, con potasio, aplicando los mismos kg/ha en todo el lote, o hacer por “boleo” previo a la siembra.

- ¿Variedad de semillas?

- Tenemos una amplia oferta de semillas, nuevas y buenas, lo que es importante para nosotros: a) “RR1”, contra insectos, y b) “RR2PRO Intacta”. El productor analizará qué le conviene. En el caso a) se hacen las aplicaciones normales, pero en el caso b) hay que pagar un canon. O sea, que la elección de la semilla de soja a utilizar estará en función de los números. El productor puede acceder a buena tecnología, pero es muy cara. Si ese canon fuera más barato, todos los productores podrían aplicar esa tecnología.

- ¿Cómo viene la rotación?

- La rotación soja/maíz viene mejorando. Intentarán como mínimo estar en el 30%, apoyados en los mejores precios de la soja y del maíz. Pero creo que todos trabajarán para ubicarse entre el 30% y el 50%, porque los agricultores saben que si no entran a un manejo con estos parámetros, tendrán problemas: “malezas”, “picudo negro” (si se trabaja con el monocultivo de la soja) y otros problemas. El productor tiene conciencia de trabajar con rotación con un mínimo del 30%, porque no será sustentable.

Comentarios