Cartas de lectores

15 Nov 2017

No hay gremio de los enfermos

La intervención del Subsidio de Salud la Provincia informó que la chequera mensual de tres órdenes de consulta médica y tres formularios para remedios, uno más para jubilados, se reemplaza por sólo dos órdenes de ambos, anulando derechos adquiridos con una medida de hecho, y sin hacer alusión alguna a la vigencia del plan complementario por el que se paga un adicional de $ 190 -como se afirmó en distintas cartas anteriores de lectores de esta columna-. Tampoco se tuvo en cuenta a los pacientes de la tercera edad, especialmente a los que tienen tratamientos permanentes y por varias enfermedades, pese a que el interventor es médico y trabajaba en un alto cargo en la administración pública de salud. Con esta medida irrecurrible se pone en relieve la afirmación del Papa Francisco, referida a que la burocracia considera a los viejos “material de descarte” y no seres de carne y hueso; simples números que se pierden en las computadoras. Para implementar las medidas de hecho, la intervención aduce que han sido consensuadas con los gremios, pero la verdad es que los afectados por estas medidas no están organizados en gremios. No hay gremios de los enfermos y, por ende, no pueden hacer paros, ni marchas con cortes de calles, ni forrar la ciudad con carteles de reclamos. Tampoco en tantos años de gestión ninguno de los interventores ha convocado a los afiliados a asamblea para rendir cuenta de su administración, ni al menos para, en una actitud democrática, contestar preguntas o inquietudes. Es ésta la oportunidad para que el vicegobernador Jaldo cumpla con su promesa electoral de “luchar por los tucumanos” y disponga la reposición del derecho anulado, ya que el problema ocurre en su jurisdicción y es de su incumbencia.

Elba A. M. de Larrea

Rondeau 714

San Miguel de Tucumán


Boletas de sueldo digitalizadas

¿Con qué criterio se implementó el formato digital para las boletas sueldo de los empleados pertenecientes a la administración pública? ¿Y el perjuicio ocasionado por esta modalidad, quién lo paga? La realidad indica que el único interés fue el de dejar a los trabajadores de Tucumán sin el beneficio previsto por la ley 20.744 (de Contrato de Trabajo), para recibir sin costo la boleta impresa y en la mano.

Beatriz Jarma

[email protected]


PAMI: problemas con los cambios

Recurro a esta columna para agotar todos los recursos posibles por esta demanda formal. Mi padre tiene 92 años y una patología de crecimiento de pestañas hacia adentro del párpado. Concurre hace más de 10 años a la Clínica Jure de ojos, de manera que allí conocen muy bien su caso. Pero ahora, arbitrariamente, el PAMI le asigna otro oculista que no sabe de aquellos antecedentes de la enfermedad de mi padre. Por este motivo, todas las semanas hago el trámite de pedir a la obra social que le restituyan a la clínica donde lo atendían. Hasta tanto, pagamos semanalmente la consulta particular, ya que no figura en la nómina de la Jure, que dicho sea de paso, es elevada. Ya no sé a quién dirigirme o hablar para que se solucione este problema. Mi padre cobra una jubilación mínima y es bastante oneroso abonar un costo alto por una consulta si tiene obra social. Espero que la autoridad competente del PAMI me escuche y nos ayude a solucionar este cambio de status, que nos complicó la vida.

Judith Gilda Lilian Ismaín

[email protected]


Sorpresas políticas I

Los políticos tucumanos no dejan de sorprenderme. El lunes pasado la Municipalidad capitalina informó a LA GACETA sobre el peligro que correrían 150.000 habitantes por falta de mantenimiento del canal sur por parte de la provincia. Ni lerdos ni perezosos, dos sempiternos funcionarios (hoy legisladores) presentaron un proyecto de ley (LA GACETA 14/11) para expropiar el Parque Centenario 9 de Julio porque no tiene el césped en condiciones, amén de otros justificativos imposibles de interpretar y menos de entender. Es como el refrán: “el muerto se admira del degollado, sin saber que los dos son finados”. Funcionarios que desde hace muchos años pertenecen al elenco estable de la provincia, no recuerdan que crearon un ente que se encargaría de limpiar y mantener las rutas, especialmente en todos los ingresos a la capital. Invito a los ciudadanos a recorrer el paseo “La ruta de la basura y el Reino de la maleza”. Me siento motivado de escribir esta nota ya que no se trata de una noticia trivial. Situaciones similares se repiten: la provincia no realiza obras para que a nuestros comprovincianos del sur no se los lleve la corriente, porque culpan a la Nación de que no manda los fondos. Y la Nación responde que no darán un peso hasta que no rindan el anticipo de $ 50 millones y presenten las carpetas técnicas respectivas. Por sonados casos publicados en detalle conocemos que se perdieron $ 615 millones en la Legislatura; millones de pesos del “Plan Más Cerca” que se ventila en tribunales; y los dinerillos de las últimas elecciones “invertidos” en la obtención de diputaciones con figuras creativas como fueron los animalitos con los que bautizaran los transportes de votantes y los vales de supermercados. En una palabra: dinero hay. Entonces creo que los “representantes” no interpretaron la delegación de responsabilidad que les hice como ciudadano. Los elegí con mi voto para tener una sociedad amigable; una provincia pujante y la posibilidad de disminuir pobreza y delincuencia, eliminando el narcotráfico y la trata de personas. No los elegí para que se peleen como niños caprichosos.

Luis Vides Almonacid

[email protected]


Sorpresas políticas II

Leí en LA GACETA la noticia de que el PE ordenó a sus legisladores quitar al intendente la administración del parque 9 de Julio y un par de días atrás leí que el PE quitaba al intendente la presidencia del Concejo Deliberante y el elegido por sus pares declaraba responder políticamente al gobernador, quien ahora dijo que “fue elegido por la mayoría, hay que ser respetuosos”. Experimenté tristeza por lo que considero malo usar el poder para dañar al rival porque lo correcto sería que esa autoridad se utilice solucionando urgentes necesidades y problemas de la población, superando al rival con el aplauso y agradecimiento de todos los tucumanos. Están malversando tiempo y oportunidades. A diario LA GACETA nos informa de reclamos para prevenir inundaciones a decenas de pueblos cuando lleguen las lluvias; por arreglos de calles y rutas provinciales; para erradicar las lagunas de agua cloacal en todas las calles de la ciudad; para que el área política de Seguridad demuestre su idoneidad con órdenes claras y precisas para un mejor actuar de la policía; para construir nuevas comisarías y modernos locales carcelarios, etcétera. En caso de llevar adelante ese proyecto los legisladores, les pido que lo amplíen quitándoles también la administración a todos los intendentes y delegados comunales de las plazas, parques y espacios verdes usados para paseos y deportes, y obviamente hacerse cargo de proveer los dineros necesarios y no crear Consejos de Protección o como quieran llamarlos porque nunca han resuelto los problemas, siempre han terminado mal. Quiero pedirles a los legisladores en nombre de los Jubilados de la Plaza que bien usen sus tiempos y dinero aprobando leyes que ordenen al Gobernador pagarnos el 82% móvil automático en nuestros sueldos; diría risiblemente, ordenarle una vez más cumplir leyes anteriores y sentencias judiciales y liquidar y pagarnos todos los dineros retroactivos y que para que ello suceda deberán sancionar otra ley exceptuándonos de la ilegal emergencia económica. Que también le ordenen al Gobernador el cese de la intervención en el Subsidio de Salud, que ya ha cumplido 24 años, y que a los jubilados que somos afiliados fundadores de la obra social nos permitan tener voz y voto, como está ordenado por ley al integrar el Directorio. De tener la oportunidad de ser oídos seriamente, podríamos los jubilados, que tenemos la experiencia de los viejos sabios, sugerir innumerables temas para el bien del pueblo tucumanos. Pero antes, recordarles que han sido elegidos para servir a su pueblo controlando los actos de gobierno, no para usar esa condición de legisladores para peleas políticas que tanto los dañan.

Ángel Ricardo Salguero

[email protected]


El valor de la medicina preventiva

En función de que existen mayores expectativas de vida, hay que tener hoy mayor conciencia sobre el valor que tiene la medicina preventiva. A ello se suma un mayor cuidado con nuestros hábitos de vida, como una buena alimentación, no caer en el sedentarismo, no fumar, caminar todos los días, mantenernos activos emocional y culturalmente, vivir con tranquilidad (dentro de lo posible) y no exponernos a mayores esfuerzos; sólo los compatibles con nuestros años. No estoy sugiriendo nada nuevo, pero es habitual que a estas necesidades no les demos el valor y la importancia que ellas tienen. En las últimas décadas la medicina ha avanzado notablemente con sus estudios, terapias y remedios. Hoy se curan rápido las dolencias que hasta hace poco eran costosas y de alto riesgo. En mi caso, con más de 70 años, tengo distintas enfermedades que están controladas con mucha eficacia gracias a los doctores y a los tratamientos preventivos. La voluntad y la constancia son valores que hay que practicar como herramientas para de poder llevar una vida que podamos disfrutar. Hay que darle a la vida su exacto valor, tanto para nosotros como para quienes nos quieren.

Héctor Leonardo Bravo

[email protected]

Comentarios