Positiva práctica de ser legislador por un día

14 Nov 2017

Se suele decir a menudo que los actuales son tiempos difíciles -como si alguna vez hubiesen sido fáciles-. La palabra crisis envuelve la realidad. Se habla de que las instituciones no atraviesan por un buen momento, al igual que la educación. Los adultos cuestionan a una franja de adolescentes y jóvenes por su falta de compromiso social o por una ausencia de esfuerzo para superarse constantemente, pero también un sector de la comunidad se caracteriza por transgredir constantemente las normas de convivencia y de tránsito. Sin embargo y afortunadamente, no todo es negativo, y en medio del “caos” cobran relieve algunas acciones pequeñas de índole educativo, que no dejan de ser importantes.

La semana pasada, estudiantes, de entre 16 y 17 años, de 21 colegios tomaron parte de la jornada “Legisladores por un día”, organizada por la comisión de ONG del Poder Legislativo. Durante la mañana y la tarde, las bancas y las comisiones de trabajo fueron ocupadas por chicos de distintos lugares de la provincia. A lo largo del encuentro plantearon inquietudes, necesidades y presentaron propuestas. Los estudiantes fueron acompañados por personal administrativo y por algunos legisladores.

Entre otras iniciativas, los alumnos solicitaron al Poder Ejecutivo la realización de campañas de vacunación como medida de prevención de enfermedades; establecer la habilitación de salas maternales públicas que colaboren con el cuidado de niños de entre 45 días y tres años para aquellas madres que desean estudiar y trabajar; la creación de un programa provincial de asistencia integral al menor en situación de calle, que garantice el acceso a la educación, la contención psíquica y afectiva, y atención institucional; la creación de un organismo regulador de las leyes existentes para la protección de los derechos de las personas con discapacidad que se ocupe de verificar el cumplimiento efectivo de las normas. Solicitaron la regularización del funcionamiento del Subsidio de Salud-Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán, derogando la normativa vigente al respecto; el cumplimiento inmediato de la ley provincial de Educación N° 8.391, que prescribe que todos los alumnos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada; la creación de un régimen de provisión del boleto educativo gratuito en el transporte de pasajeros urbanos, e interurbanos en toda la provincia; un programa de reforestación en las zonas afectadas por inundaciones en Tucumán.

Iniciativas positivas como esta contribuyen a la instrucción cívica de los jóvenes, indispensable para el normal funcionamiento de cualquier sociedad. El hecho de que ellos debatan sus propuestas y las conviertan en ley, los estimula a observar y a tomar conciencia sobre los problemas de los distintos sectores sociales.

Este tipo de experiencias similares a las que se realizan en el Concejo Deliberante, deberían efectuarse con mayor frecuencia, también son una oportunidad para que los mismos representantes se enteren de las inquietudes de los jóvenes. Como parte de un aprendizaje esencial para vivir en democracia, esta práctica contribuye a que los chicos no vean la política como una actividad que provoca desconfianza porque algunos dirigentes que llegan al poder, se olvidan de las necesidades de la comunidad y la aprovechan para acrecentar su patrimonio.

Comentarios