El calor insoportable durará al menos hasta el jueves

La temperatura podría alcanzar hasta 42° entre hoy y mañana. Después se viene la lluvia. Diciembre con agua.

14 Nov 2017
1

EN VERANO, TODO VALE. Sombrillas y gorras para aplacar un poco el sol abrumador de ayer al mediodía. LA GACETA / FOTOS DE JOSÉ NUNO.-

Cada semana que pasa se hace un poco más efectivo el anticipo del verano que se viene en Tucumán. Al menos hasta el jueves está pronosticado un aumento sostenido de la temperatura, hasta que sobrepase los 40°. Incluso podría llegar a los 42°. El jueves habrá un respiro, con cielo nublado, probabilidad de lluvias débiles y una temperatura máxima estimada de 28°... Un paraíso comparado con los 40° que podrían registrarse entre hoy y mañana.

Los pronosticadores on line (Meteored, Weather Channel) coinciden con las previsiones del Laboratorio Climatológico Sudamericano. “Así es, una semana infernal hasta el jueves por lo menos. Después baja, con lluvias dispersas primeros y tormentas más generalizadas después, para llegar a un final de noviembre muy lluvioso”, señaló el climatólogo Leonidas Minetti, director del laboratorio.

Lo que viene

Según los pronósticos de Minetti, la primera quincena de diciembre vendrá con altas temperaturas, similares a las de estos días, y pocas o ninguna lluvia. “Muy cálido y seco es lo que está previsto para la primera mitad de diciembre, hasta el 20 más o menos. De ahí en adelante, lluvias”, informó Minetti. Un buen dato para ir teniendo en cuenta y pensando en que los festejos de fin de año podrían estar pasados por agua.

Enero, visualizó Minetti, tiene dos momentos principales de lluvias copiosas y otro con menos precipitaciones, pero también lluvioso. “En enero se esperan lluvias de esas que dan problemas”, dijo el experto, haciendo referencia a posibles inundaciones tanto en la capital como en el sur de la provincia. Al principio y al final de enero llegarían esos momentos más complicados, con tormentas violentas, mientras que la mitad de enero podría también ser lluvioso aunque con menor intensidad.

“Febrero, en cambio, será prácticamente igual que diciembre: una primera mitad de mucho calor y sequedad, nada de lluvias, y después todas las tormentas juntas hacia el final”, remarcó.

Así las cosas, la temporada de pileta, río y escapadas a lugares con agua ya comenzó fuerte. Pero será clave aprovechar los días soleados, porque, al menos según los pronósticos, no serán tantos durante el verano que se avecina.

Comentarios