Mantener limpia la cocina es clave para la salud: por qué hay que tener lejos al celular

Una campaña nacional alerta sobre los riesgos de la contaminación de los alimentos. Cinco claves para achicar el margen de riesgo.

12 Nov 2017
2

CELULAR.- "Tiene más bacterias que un inodoro".-

La sola idea de tener que usar un baño público le produce repugnancia a muchas personas. Sin embargo, no tienen problemas con su celular, llevándolo a distintos rinconces del hogar. Nadie imagina lo asqueroso que puede ser un teléfono móvil: ¿sabías que tiene más bacterias que un inodoro? Esto se ha probado en numerosas investigaciones. De allí las propuestas de crear conciencia sobre la necesidad de alejar el celular de aquellos lugares donde se elabora comida. Esta semana arrancará en todo el país la campaña “Manos libres en la cocina”, organizada en el seno de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA (Universidad de Buenos Aires).

Micaela Ulla, una de las autoras de la campaña, comentó a LA GACETA que el objetivo es reducir los riesgos de contraer enfermedades de transmisión alimentaria, conocidas como ETA. “La gente está desinformada sobre las enfermedades que se producen por mala higiene a la hora de cocinar o de manipular alimentos. Vivimos una época en la que se revisa el celular cada siete minutos. La gente va con su dispositivo a todos lados y es muy frecuente que lo lleven incluso hasta el baño, con todo el peligro que ello implica”, explica.

Ulla cuenta que en México ya se han reportado casos graves en los que una persona que manipulaba alimentos había llevado su teléfono al baño y, luego, sin lavarse las manos, continuó haciendo sus labores en la cocina.

Además explicó los resultados de un estudio realizado en la Universidad de Barcelona: reveló que las pantallas de los teléfonos móviles pueden contener hasta 600 bacterias, es decir 30 veces más que las que se encuentran habitualmente en una tapa del inodoro. “Los ritmos de vida de la ciudad implican que la población no se toma el tiempo adecuado para la higiene, mucho menos cada vez que usan el celular”, explicó.

La investigación llevada a cabo por Departamento de Microbiología de la casa de altos estudios de Barcelona analizó varios celulares y tablets y reveló que las bacterias que se han encontrado en las pantallas son del mismo tipo que las que hay en trapos y esponjas de la cocina. Esto ocurre porque manipulamos muchos objetos a la vez y antes de agarrar el móvil no nos desinfectamos las manos debidamente.

Por otro lado, Ulla dio detalles sobre una encuesta que hicieron en Argentina a mediados de este año. Según el sondeo, el 79,7% de los encuestados suele utilizar el celular en la cocina y un 71% va al baño con el teléfono móvil.

Un peligro

Baño con celular y cocina con celular son dos combinaciones muy arriesgadas, señala el gastroenterólogo Juan José Novoa. “Así como muchos aprendimos a lavarnos las manos cada vez que tocamos dinero debería pasar con el celular, porque tiene tantos más bacterias que los billetes. Nuestras manos pasan por todos lados y a cada rato están puestas en el teléfono. Hoy más que nunca hay que extremar las medidas de higiene”, advierte.

El mayor peligro es que las bacterias que están en la materia fecal pasen a las manos y luego a los alimentos, especifica Novoa. “Especialmente en el verano: cuando hace mucho calor, las bacterias -que se nutren de alimentos- crecen más rápido”, añade. Entre estas, el gastroenterólogo nombra las dos que representan mayor riesgo: Salmonella y Escberichia Coli. Son las que suelen generar más cuadros de intoxicación.

Según explica Novoa, las ETA constituyen un importante problema de salud a nivel mundial. Son provocadas por el consumo de agua o alimentos contaminados o bien por bacterias. La preparación y manipulación de los alimentos son factores claves, ya que casi el 40% de los brotes de ETA reportados en la Argentina ocurren en el hogar.

El médico aconseja lavarse las manos siempre antes de manipular alimentos. “Con agua y jabón es suficiente; no hacen falta los desinfectantes”, aclara. Otra medida que también puede ayudar es limpiar el celular con frecuencia: esto se puede hacer con un paño ligeramente humedecido, que se pasa por la superficie del teléfono apagado.

> ¿Cómo se contaminan los alimentos? 

Los microorganismos peligrosos pueden contaminar los alimentos en cualquier momento, desde que son producidos en el campo hasta que llegan a la mesa. Cuando sobreviven y se multiplican pueden causar enfermedades en los consumidores. La contaminación es difícil de detectar, ya que generalmente no se altera el sabor, el color o el aspecto de la comida. Una de las enfermedades comunes en el verano es la salmonelosis (salmonella) que provoca diarrea, vómitos, fiebre y dolor de cabeza.

Los que corren mayor riesgo suelen ser los huevos crudos o poco cocinados, por ejemplo en la mayonesa; la carne de ave mal cocida y los alimentos que se han dejado a temperatura ambiente durante varias horas.

Por otro lado, la bacteria E. coli está presente en la materia fecal y a través de ella puede contaminarse el agua, la carne cruda, la leche no pasteurizada o frutas y hortalizas.

falta de recaudos e intoxicaciones
El sondeo fue efectuado este año por estudiantes de la UBA.
96,3% 
de los encuestados cocina.
33,8% 
no tomó ningún recaudo.
56,3% 
de los encuestados conoce alguna enfermedad transmitida por alimentos, el 43,8% restante no.
79,7% 
de los encuestados suele utilizar el celular en la cocina, el 20,3% restante no.
71,3% 
de los encuestados usa el celular en el baño. 13,7% tal vez, el restante 15% no.
46,3% 
de los encuestados alguna vez se intoxicó por ingerir alimentos. El 53,8% no. De los que se intoxicaron, el 42% no sabe exactamente por qué.


> Encuesta
Falta de recaudos e intoxicaciones
El sondeo fue efectuado este año por estudiantes de la UBA.
96,3% 
de los encuestados cocina.
33,8% 
no tomó ningún recaudo.
56,3% 
de los encuestados conoce alguna enfermedad transmitida por alimentos, el 43,8% restante no.
79,7% 
de los encuestados suele utilizar el celular en la cocina, el 20,3% restante no.
71,3% 
de los encuestados usa el celular en el baño. 13,7% tal vez, el restante 15% no.
46,3% 
de los encuestados alguna vez se intoxicó por ingerir alimentos. El 53,8% no. De los que se intoxicaron, el 42% no sabe exactamente por qué.

> Consejos  

Cinco claves para achicar el margen de riesgo:

1.- Mantenga limpios y desinfectados los espacios donde cocina

2.- Separar crudos y cocidos

3.- Es clave una buena cocción

4.- Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

5.- Use agua y materias primas seguras

Comentarios