La permanencia de la plaga de langostas obliga a extremar recursos y nuevas estrategias

El Senasa, junto a ministros y delegados comunales intensifican la coordinación para el control de mangas.

11 Nov 2017
1

EN COMBATE. El empleo de “motomochilas” es un buen aliado en la lucha contra las langostas destructivas. .

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), junto con los ministerios del Interior, de Salud y de la Producción de Tucumán; y delegados comunales de los departamentos de Trancas, Cruz Alta y Burruyacu, abordaron la situación de la langosta en la región y profundizaron la coordinación interinstitucional para el control de la plaga.

El encuentro fue el lunes pasado, en el Centro de Integración Comunitaria (CIC) de Villa Benjamín Aráoz. Su delegado comunal, Oscar Aráoz, dio la bienvenida a los presentes y resaltó los esfuerzos conjuntos para afrontar la situación. “La problemática es muy grande. Necesitamos la colaboración de todos para su control”, continuó el director de Agricultura de la provincia, Gustavo Páez Márquez.

Luego fue el turno del responsable regional del Programa de Acridios, José Luque, quien explicó la situación de la plaga a nivel nacional, las características biológicas y las estrategias de monitoreo y control. “En las comunas conocen los caminos, la zona. Es muy importante contar con su acompañamiento para acceder a los lugares donde se encuentran las langostas”, comentó.

Esta jornada fue organizada a partir de los focos detectados de la plaga de langostas desde el noreste hasta el sur de Tucumán; más precisamente, en la zona del Río Tajamar sobre la Ruta 304, y en localidades del departamento Trancas, al norte de la provincia.

Como conclusión del encuentro, los delegados comunales pusieron a disposición las radios locales para difundir las tareas del programa, el personal y los recursos materiales para el control de la plaga, además de la activa colaboración para otra necesidad que surja.

Cada comuna definió un responsable que será el nexo con el Senasa para el abordaje del monitoreo y control.

Las estrategias

Por otro lado, el lunes a la tarde, el Senasa y la Dirección de Agricultura de Tucumán analizaron las estrategias de monitoreo y control de la plaga de langosta con productores.

“Hay que trabajar dando cuentas de lo que hacemos y coordinando con todos los sectores. La idea es articular todo lo que sea factible”, afirmó Carlos Grignola, director del Centro Regional NOA Sur del Senasa.

Luque explicó la situación de la plaga de langosta en la región.

“En el último mes, realizamos 335 monitoreos y 89 aplicaciones en distintos puntos de Tucumán y Santiago del Estero”, recalcó.

Según explicó, en esas provincias se observan langostas en estadios ninfales I y II, en fase III y IV en algunos lugares. “Las próximas semanas tenemos el objetivo de disminuir la población de langostas”, agregó Luque.

Según comunicó, seis camionetas del Senasa –integradas con dos técnicos por vehículo– recorren las zonas afectadas y realizan monitoreos diarios. Además, estos equipos cuentan con ocho motomochilas, una herramienta de gran utilidad para combatir la langosta en estadio ninfal. También están disponibles dos camiones de tipo Unimog. Asimismo, se sumaron dos equipos de monitoreo y control de la Dirección de Agricultura de Tucumán, que trabajan en el sur de Tucumán.

Los productores reclamaron que, si bien el marco legal establece que tienen la responsabilidad primaria para el combate de la plaga, se encuentran con que en algunos campos no se realizan los controles pertinentes.

En este sentido, Páez Márquez consideró que “hay que aceitar la articulación con los productores que están trabajando bien, y avanzar en las multas a aquellos que no quieran aplicar”.

Por su parte, de la Dirección de Agricultura y Ganadería de Santiago del Estero, Guillermo Brim recordó que la explosión de la manga, en 2015, los preparó para afrontar la plaga y planteó necesario definir una estrategia a largo plazo.

Finalmente, el técnico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Famaillá, Ricardo Rodríguez, concluyó: “Tenemos que estar todos juntos pensando hacia el futuro” y profundizar la articulación de monitoreos, controles, capacitación y comunicación para el combate de la plaga de langosta.

Además de los nombrados, estuvieron presentes en el encuentro el presidente de la Sociedad Rural Tucumán (SRT), José Ignacio Lobo Viaña; el prosecretario de la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte, Roberto Palomo; el presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Zootecnistas de Tucumán (Ciatz), Julio César Vallejos, y por la Dirección de Agricultura y Ganadería de Santiago del Estero, Miguel Mandrile.

Charla en Trancas

Por otro lado, el Senasa, el INTA y la Dirección de Agricultura de Tucumán convocan a participar de una reunión informativa sobre langosta que se desarrollará el próximo jueves 16 de noviembre, a las 10:30, en el INTA Trancas. Se abordarán los temas: biología, identificación, monitoreos, nuevas normativas y estrategias de control de la plaga. Además, se avanzará en la coordinación interinstitucional para el combate de la langosta.

Comentarios