Franco Luciani con su armónica interpreta desde Vivaldi hasta Spinetta

El famoso armoniquista presentará su disco “Anda en el aire”. Instrumento expresivo

13 Oct 2017
1

DEFINICIÓN. El instrumento acompaña como un sentimiento, porque tiene algo de lamento, dice Luciani. cck.gob.ar

ACTÚA HOY

• A las 22, en el Centro Cultural Virla, en 25 de Mayo 265

El disco abre con una pieza clásica de Antonio Vivaldi y termina con un tema de Luis Alberto Spinetta. En ese amplio mundo se ubica Franco Luciani porque, más allá de los estilos, le interesa la música. “Me gusta la música y el concepto de canción, por eso la diversidad de géneros es propio del disco ‘Anda en el aire’”, le cuenta a LA GACETA el armoniquista.

Nadie duda de que es el mayor intérprete actual de armónica en Argentina y reconocido entre los mejores del mundo. “Hay un dicho célebre que dice que la armónica es muy fácil de tocar, pero muy difícil de tocar bien”, reflexiona. Su nueva producción también incluye composiciones propias, tangos y folclore, del tradicional y del contemporáneo. Es el octavo disco y ha sido grabado en formato de trío junto a Leonardo Andersen en guitarra y Pablo Motta en contrabajo, con quienes tocará esta noche. “Estoy muy contento de volver al Centro Cultural Virla, allí toqué por primera vez en Tucumán, en 2002”, recuerda durante la conversación.

- Hablemos de la armónica.

- La armónica tiene una capacidad tan amplia como cualquier otro instrumento. Pero es muy popular, aunque la gente no sabe todo lo que se puede hacer con ella. Es un instrumento de lengüeta como el bandoneón o el acordeón. Tiene un sonido muy particular, con el cual interpretar melodías. Pero se adapta a todos los géneros. Tal vez el más conocido para el que se usó fue el blues o el folck. Esa es la armónica común. Yo utilizo la armónica cromática, que es apta para el folclore y el tango y hasta para dar un concierto clásico que es el que compuso Héctor Villalobos.

- Dijiste expresiva y no puedo sino evocar alguna melancolía o sentimiento de tristeza, como con el blues en definitiva.

- Sí, es muy expresiva. La armónica acompaña como un sentimiento, tiene esa cosa gutural; algo de lamento, algo de soledad, porque funciona como orquesta. Lo que es muy interesante. La armónica en Argentina tiene una antigüedad mayor de la que se cree. Llegó al país en los barcos con tantos inmigrantes y proviene de Alemania o esa región.

- Entonces, es útil para cualquier género.

- Sí, claro que sí. De todos modos la armónica, dicen, es muy fácil de tocar pero muy difícil de tocar bien. Te da una cierta armonía resumida. Ahora, de ahí a que toques la armónica hay un gran trecho. Mucha gente la utilizar pero sobre todo los cantantes, para acompañar un tema. Pero yo no. Trabajo el instrumento como si fuera la voz de un solista, es la voz cantante. Tengo una formación universitaria en Rosario, pero hace 13 años que vivo en Buenos Aires; estudié batería y percusión y aprendí a leer una partitura. Mi viejo, que es un melómano, nos enseño géneros distintos desde muy chicos. Pero me considero músico de música argentina: hago folclore y tango. Con este disco propongo un viaje por distintas músicas.


Comentarios