José López pactó su primera condena: un año y siete meses de prisión por portación de armas

El tucumano tenía una carabina cuando fue detenido en el convento de General Rodríguez.

12 Oct 2017
1

JOSÉ LÓPEZ. El tucumano, poco después de haber sido detenido. ARCHIVO

El exsecretario de Obras Públicas kirchnerista José López arregló una condena de un año y siete meses de prisión por la portación ilegal atenuada de una carabina semiautomática. El tucumano fue descubierto la madrugada del 14 de junio del año pasado en un convento de General Rodríguez con el arma y con bolsos con casi nueve millones de dólares.

El acuerdo firmado por el cual reconoce su culpabilidad López es por el delito de portación de arma de uso civil atenuado. Esto implica además la inhabilitación de portación de armas por el doble del tiempo de la condena.

López firmó el acuerdo con la fiscal de juicio Valeria Chapuis. Ahora falta que lo homologue la jueza correccional de Mercedes Laura Pardini. Es posible que esto ocurra hoy mismo en el penal de Ezeiza, donde está detenido López, o bien días más adelante.

López cumple prisión preventiva en la cárcel federal de Ezeiza, junto al condenado ex secretario kirchnerista de Transporte Ricardo Jaime y al procesado empresario santacruceño Lázaro Báez.

Situación judicial

En 2008 había sido denunciado penalmente por supuesto enriquecimiento ilícito, pero su situación judicial cambió el año pasado cuando lo detuvieron en el monasterio con el rifle, dos costosos relojes, 8.982.047 dólares, 153.610 euros y 159.114 pesos.

A raíz de ese hecho el juez federal Daniel Rafecas lo mandó juicio oral y público por "enriquecimiento ilícito de funcionario público", junto a su esposa y a una monja del monasterio Nuestra Señora de Fátima.

López dijo en la declaración indagatoria que la fortuna que quería ocultar provenía "de la política" pero no dio precisiones.

El delito de "enriquecimiento ilícito de funcionario público" que se atribuye a López tiene previsto en el Código Penal un castigo de dos a seis años de prisión, multa hasta el cien por ciento del valor en que aumentó la fortuna e inhabilitación absoluta y perpetua.



En Esta Nota

José Francisco López
Comentarios