Doble filicidio en Tucumán: “nadie le prestó atención al padre de los chicos”

La abogada afirmó que el hombre había advertido su temor a lo que su ex pudiera hacer.

05 Oct 2017
1

DEVASTADO. Martínez (derecha) es consolado por amigos y allegados. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

“Mi cliente está destruido porque no veía a sus hijitos desde enero y hoy se los entregaron así”, cuestionó la abogada Silvia Furque. Aldo Martínez (32) la había contratado a comienzos de año para lograr en el fuero de Familia un régimen de visitas de sus dos hijos, Pía del Rosario (2) y Marcelino Martínez (4), los pequeños que ayer a la madrugada fueron asesinados con un bisturí por su madre, Nadia Fucilieri (29).

Una especialista opina cuáles son los motivos que pueden llevar a una madre a asesinar a sus hijos

Según explicó Furque, Fucilieri denunció por violencia de género a Martínez cuando este le arrojó gaseosa en la cara. “A él le dictaron una restricción de acercamiento y las audiencias no se podían hacer por este motivo. Cuando se pudo lograr una reunión, hubo un principio de arreglo pero una abogada le aconsejó a ella no firmar el acuerdo. Yo creo que las cosas se hubiesen tranquilizado”, sostuvo la profesional.

El temor del padre

Por otro lado, Furque declaró que el padre de los niños asesinados había advertido su temor a lo que su ex pudiera hacer. “Siempre dijo que ella no estaba bien psicológicamente, que tenía reacciones violentas, pero nadie le prestó atención. Él es una excelente persona. Al tener la medida restrictiva, no se acercó ni los llamó”, comentó a LA GACETA.

La mujer que mató a sus hijos habría superado el martes una pericia psicológica

Furque también señaló que su cliente llegó a Tucumán al mediodía, ya que trabaja y vive en una finca de Santiago del Estero, y puso de inmediato su celular a disposición del fiscal Diego López Ávila. “Con las pericias se demostrará adónde estaba él al momento del crimen y que no le enviaba ningún mensaje raro”, explicó la abogada.

Por lo que se pudo saber, Martínez y Fucilieri no estaban casados, pero habían estado viviendo juntos hasta la denuncia de ella.

Llanto, sangre y desesperación: con esa escena se encontró la Policía en la casa donde se cometió el doble filicidio

Según Furque, él no tiene ninguna otra causa penal, y pese a que no podía ver a sus hijos, tenía entendido que estaban bien cuidados por la madre. De hecho, ella nunca había amenazado con hacer algo así.

“Veremos qué declara ella. Actuó entre las 3 y las 4 de la mañana y estuvo con los cadáveres de los niños varias horas. Les hizo cortes muy profundos con un bisturí. Al varoncito lo mató dormido, pero la nena parece que trató de escapar porque presenta cortes en varias partes del cuerpo”, relató la abogada.

Comentarios