En San Martín, la felicidad fue de todos

Una victoria a todas luces justa

17 Sep 2017

El júbilo con el que los jugadores recibieron el pitazo final de Ramiro López sintetizó cómo esperaba este plantel comenzar el torneo con un triunfo. Para Sebastián Prediger, la gran figura de la tarde, esto se concretó porque “somos un plantel nuevo, en el que cada uno se propuso aportar lo suyo para potenciar la idea de jugar bien al fútbol y ser protagonista en un torneo que será complicado”, dijo el volante surgido en las inferiores de Colón de Santa Fe.

Por el desarrollo del cotejo, Prediger consideró que la victoria de San Martín fue largamente justificada. “Salvo que haya visto mal el partido, en esta ocasión tuvimos las chances para establecer una ventaja nítida. Si hubiera existido un ping pong de jugadas, sin temor a equivocarme, el resultado sería 10 a 1. Estamos felices porque en el campo de juego pudimos demostrar esa ambición que pretendemos, la de salir a ganar el partido desde el inicio. Más allá de la diferencia exigua, nos vamos contentos porque empezamos bien el certamen”, aseveró.

Prediger luego elogió la tarea del árbitro López. “Las faltas que hubo fueron comunes en un partido en el que se enfrentan dos equipos con pretensiones. Hubo una infracción en la que él consideró que estaba exagerando al quedarme tanto tiempo en el suelo, y yo consideré que casi me rompen el pie. Pero todo quedó allí. Son circunstancias del juego y nada más.”

Esta vez, Juan Galeano fue el encargado de enrojecer las gargantas de los hinchas “santos”, por lo cual siente una enorme satisfacción. “La idea prioritaria era comenzar con un triunfo. En los primeros 45 minutos creamos las opciones necesarias para irnos al descanso con un marcador más tranquilizador, y no pudimos. Por suerte, entró el remate que hice, lo que nos tranquilizó. Lo bueno es que se hizo un buen partido, que mereció tener un resultado más holgado”, señaló el goleador de la tarde, que le obsequió la conquista a su mujer e hijos, que se encontraban en la zona de plateas bajas.

A la hora de hablar sobre su tanto, Galeano fue sincero al afirmar que “esa clase de remates se concretan por la confianza que se tiene el jugador. Uno puede ensayar toda la semana, y en los partidos la pelota puede irse a las nubes. Por suerte, esto sirvió para ganar los primeros tres puntos del torneo”.

Ser protagonistas

Otro de los que mostró satisfacción fue Matías García. “Caco” resaltó la buena tarea del equipo. “Este grupo está concientizado en que debemos ser protagonistas, sobre todo de local. Esta vez pudimos cristalizar la idea futbolística que parte desde el banco, con un primer tiempo muy bueno. Creamos las situaciones como para irnos al descanso con una ventaja amplia. En el complemento, tratamos de manejar más la pelota y, en una parada, pudimos establecer la diferencia”, acotó.

Comentarios