Valentina trae sus valientes al teatro

La cantante y actriz ofrece una obra basada en los sueños por cumplir.

17 Sep 2017
1

MUSICAL. Valentina Moisés incuye sus propias canciones en su propuesta.

ESTA TARDE

• A las 18 en el teatro municipal Rosita Ávila (Las Piedras al 1.500, en el ex Mercado del Abasto).

Valentina Moisés ríe. Está feliz y lo demuestra durante la entrevista con LA GACETA, en su desembarco en la provincia. Está lejos de ser una desconocida para el público infantil tucumano, que la sigue las mañanas de los sábados y domingos en Canal 10 y todos los días por la tarde en Canal 9 Satelital.

Esta tarde la podrán ver en vivo y en directo en el teatro municipal Rosita Ávila, cuando transporte de la pantalla al escenario su “Valentina y los valientes”, con la que desde hace cinco años está al aire en la televisión salteña y que se ve en Venezuela y en Miami.

“Mi objetivo es educar en valores a los chicos, siempre partiendo de la música, con mucha diversión y muchos juegos. Trabajo el empoderamiento, la valentía, la autoconfianza y el trabajo en equipo, el que parte desde la familia y con la idea de naturalizar esas relaciones. Esos son los pilares del proyecto, que renovamos todos los años con los programas, los discos y las nuevas obras de teatro”, explica.

Valentina trae a Tucumán la obra que se estrenó para estas vacaciones de invierno. “Contamos con una historia especial, con los mismos personajes que en la tele, como Mash Mala o el burro Pancho, pero con un desarrollo distinto: el núcleo de este año son los sueños que tenemos”. La acompañan en el escenario Virginia Capobianco, Gabriela Celedón, Sebastián Delgado, Pipi Tobio Costas, Poty Cabrera, Agustín Polemann, Ismael Gudiño y Camilo Ale.

La artista (nació en Tucumán y está radicada en Salta, donde pasó su niñez) comienza definiéndose como cantante y compositora, y recorrió el mundo de las baladas y del tango (incluso con composiciones propias) hasta que se dejó tentar por los niños. En esa necesidad de encontrar nuevos horizontes, sumó sus estudios de actuación, que abarcaron una beca en la prestigiosa academia que fundó Lee Strasberg en Nueva York. “Me sirvió para entender lo que venía haciendo, porque trabajo mucho desde la emoción, y para poder jugar a ser niño”, señala.

En su evolución actual, el primer salto de Valentina fue animarse al implacable público infantil; luego optimizar la tecnología, la estética y la creación para ganar un espacio en el mercado internacional, y el tercero, la capacidad actoral. “El próximo paso es llegar a la televisión nacional con mi programa diario, como Paka Paka, que son capítulos distintos en cada entrega”, anticipa.


Comentarios