Libros, autores, vidas y lecturas

Entre la crónica, el ensayo, la ficción y la biografía

17 Sep 2017
1

FUSIÓN. En La tierra elegida se unen dos publicaciones anteriores: el libró homónimo y Ningún hombre es una isla.

 MISCELÁNEA

LA TIERRA ELEGIDA

JUAN FORN

(Emecé - Buenos Aires) 

Juan Forn nos acostumbró a los lectores a textos entre géneros. La crónica, el ensayo, la ficción y la biografía se entrelazan en este volumen titulado de poético modo La tierra elegida. Un nombre que refiere a su instalación en Villa Gesell al mismo tiempo que a la literatura. Forn, además de escritor es un gran lector. Ha transformado sus colaboraciones en Página/12, especialmente en el suplemento Radar Libros, en capítulos de un libro sorprendente. Esta edición une dos libros anteriores: el homónimo y Ningún hombre es una isla. Un libro que nos seduce con el humor, nos atrae hacia libros y autores, mezclando vidas y lecturas. Desde el círculo de misteriosos seguidores de Fernando Pessoa hasta la alocada vida de las hermanas Mittford.

Desde el inicio se advierte el juego del escritor, que se comporta como un coleccionista de curiosidades. Lo fascinan los creadores que ofrecen enigmas. Por ejemplo, la incursión de Da Vinci en la cocina. Es imposible saber si existe o inventó un hilarante texto suyo que aconseja “De la manera correcta de sentar a un asesino a la mesa”. También lee la figura de pintores como Rothko.

Nombres e historias

Entre las historias más curiosas está la de Francisco Salamone, quien instala construcciones monumentales entre un matadero y un cementerio en distintos pueblos de la provincia de Buenos Aires a pedido de un político conservador. Allí la mirada del cronista se mezcla con la del fotógrafo que dedica su obra al arquitecto.

La tierra elegida cita otros libros, que, en algunos casos, discuten entre ellos. Por ejemplo en “Kafka me dijo” se refiere a un tal Cermak, checo, que escribió un libro para acusar de tergiversar la obra de Kafka a dos testigos de su vida (Max Brod y Gustav Janouch).

En la segunda parte se destaca el relato sobre Sándor Márai. En una librería de usados encuentra un “par de libros polvorientos de Márai, de tapa dura, verde, editados por Janés en España en 1946”. En “Márai y Joseph Roth, los mittleuropeos” pretende explicar “cómo vivir la vida durante un colapso semejante”. Le interesan vidas impactadas por el comunismo; Isaac Babel, Joseph Brodsky y Vasili Grossman.

El texto sobre las seis hermanas Mittford, excéntricas aristócratas británicas, es fascinante; destinos diferentes de vidas atravesadas por la guerra. Es imposible dar cuenta del profuso desfile de nombres e historias. La lectura de la antología (de casi 400 páginas) puede ser ardua. El autor nos ayuda, manteniendo la tensión narrativa. Cada relato teje fragmentos de la historia del arte y la literatura, vincula vidas y creación. Juan Forn nos entrega un territorio de textos que quizá debamos recorrer por rincones, tal cual fue escrito. Como un mapa de lecturas y escrituras.

© LA GACETA

CARMEN PERILLI

Comentarios