Cinco indicios que hacen sospechar a la Justicia que la relación entre el odontólogo y la adolescente fue consentida

De confirmarse esta hipótesis, Juliano no podrá ser imputado por abuso sexual.

15 Sep 2017
1

TRIBUNALES PENALES. En este edificio se desarrolla la investigación que intenta determinar qué ocurrió entre el odontólogo y la chica. ARCHIVO

A medida que avanza la investigación, en la Justicia empiezan a sospechar que el odontólogo Sebastián Juliano que está detenido no habría abusado de la adolescente de 17 años.

Arriban a esta impresión a partir de una serie de indicios que se fueron sumando al expediente de la causa que se inició la semana pasada, cuando la madre de la chica denunció en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema que su hija habría sido atacada por el profesional de 41 años.

De acuerdo con las primeras versiones, el acusado participó del viaje de egresados a Bariloche como “padre cuidador” (su hijo, también menor de edad, concurre al mismo establecimiento que la adolescente). En esos días se habría ganado la confianza de la jovencita.

Al regreso habrían seguido en contacto hasta que el martes, según el expediente, acordaron concurrir a un hotel alojamiento.

Estos son algunos de los indicios que llevan a la Justicia a sospechar que no se trató de un abuso:

1- Horas después de que el caso se hiciera público, Juliano se presentó ante el fiscal Claudio Bonari y habría reconocido haber mantenido una relación con la chica. Aseguró que fue consentida. Siempre según una fuente judicial, ofreció probar sus dichos con los mensajes que habría intercambiado con ella.

2- Según trascendió, en las últimas horas el fiscal habría recibido los resultados de las medidas que desarrollaron los forenses que revisaron a la adolescente. Ambos habrían detectado lesiones en la zona vaginal, pero no serían las características de un abuso sexual.

3- El odontólogo no prensentaría las escoriaciones o golpes característicos que les provocan las víctimas a sus agresores sexuales, según los médicos.

4- Según la defensa de la chica, ella perdió sangre en el lugar donde se produjo la relación y mientras la trasladaban a su casa. La Policía encontró manchas de sangre en la camioneta de Juliano y en la puerta de la vivienda donde la dejó.

5- Si se confirma que ella consintió la relación, él no podrá ser imputado por abuso sexual. Según las leyes, mantener una relación con una mayor de 16 años tampoco es delito, siempre y cuando se demuestre que no se aprovechó de alguna situación particular.


Comentarios