La ex guerrillera que llegó a la vicepresidencia de Uruguay

Como titular del Senado, Topolansky reemplazará al dimitente Sendic.

14 Sep 2017
1

PASADO TUPAMARO. Topolansky, esposa de Mujica, en el Palacio Legislativo reuters

MONTEVIDEO, Uruguay.- La senadora uruguaya Lucía Topolansky se convirtió ayer en la nueva vicepresidenta de Uruguay al asumir la presidencia del Senado en lugar de Raúl Sendic, que renunció a su cargo.

Topolansky pasó de ser guerrillera “tupamara” en la década de 1960 a asumir como vicepresidenta de Uruguay, con una influyente posición en el panorama político de su país, tras una larga trayectoria institucional.

Antes de la sesión extraordinaria de la Asamblea General Legislativa, integrada por los senadores y los diputados, Topolansky, esposa del ex presidente José Mujica, comentó que accede a esta responsabilidad “en una circunstancia no deseada”.

Después de 50 años de actividad, “está un poco cansada”, según declaró Mujica, en medio de la tempestad que derivó en la renuncia de Sendic, acusado de mal manejo de dineros públicos.

La legisladora uruguaya admitió que la renuncia de Sendic, en ese contexto escandaloso, generó “una crisis política de la que se está saliendo”, pero aclaró que “no es una crisis institucional”.

Topolansky remarcó que “el país es lo más importante y no tiene que tener sobresaltos”.

Antecedentes

Sendic renunció el sábado y el Congreso aceptó ayer su decisión, al tiempo que designó en su lugar a Topolansky, quien pasa a ejercer automáticamente la vicepresidencia del país, tal como establece la Constitución uruguaya.

La ex militante tupamara cumplirá 73 años el lunes 25, y el sábado tendrá la oportunidad de ejercer la presidencia de Uruguay hasta el miércoles 20, mientras dure el viaje a Estados Unidos del presidente, Tabaré Vázquez.

Esta será la tercera vez que Topolansky ejerza la presidencia de Uruguay. Debido a viajes del entonces presidente Mujica a España y de su vicepresidente Danilo Astori a Corea del Sur, el 26 de noviembre de 2010, Topolansky quedó a cargo de la presidencia de Uruguay.

Pasó a la historia como la primera mujer en Uruguay en ejercer el alto cargo, hecho que se repitió en mayo del 2013, nuevamente por otro viaje conjunto al exterior de Mujica y de Astori.

Tabaré Vázquez expresó su “congratulación y honor” por tener la oportunidad de trabajar junto con la senadora. “Me halaga esa responsabilidad por la experiencia que tiene en la vida política, militante de primera línea, profunda conocedora de la realidad del país, del sistema político y con vastísima experiencia legislativa”, dijo Vázquez. “Va a ser un refuerzo fundamental para la gestión del gobierno nacional. Da absoluta tranquilidad al pueblo uruguayo ante la lamentable salida de Sendic”, añadió.

Prisión y militancia

De ascendencia polaca, Topolansky se inició en la vida política en 1967 cuando, junto con su hermana melliza, María Elia, ingresó al MLN. Cayó presa tres años después, en 1970. Se fugó meses después y fue nuevamente detenida en 1972, hasta ser liberada, en 1985, cuando Uruguay recuperó la democracia.

En esos 12 años de dictadura Topolansky se vinculó sentimentalmente con Mujica, hasta que se casaron en octubre de 2005, en una sencilla ceremonia familiar realizada en Montevideo.

Juntos forman una de las parejas que más incidencia tiene en el gobierno de la alianza progresista Frente Amplio. Topolansky fue militante de base primero, y después edil (legisladora) departamental por Montevideo, diputada, senadora y ahora tiene la doble tarea de ser senadora y vicepresidenta.

Sin embargo, todos le reconocen su capacidad de trabajo, de negociación política para buscar acuerdos internos y fuera de la organización política, en los momentos más complicados.

Al igual que Mujica, Topolansky se precia de haber construido su posición mediante el diálogo, no sólo con los actores políticos del oficialismo y la oposición, sino también con la gente común. (DPA)

Comentarios