A la luz de los hechos, Gabriel Ascárate confirma que volver a Natación fue su mejor decisión

14 Sep 2017
1

EXPERIENCIA. Gabriel es uno de los referentes del plantel, y su experiencia internacional es un plus para el equipo “blanco”. la gaceta / foto de hector peralta (archivo)

A la perspectiva suele darla el tiempo, y hoy Gabriel Ascárate puede estar seguro de que tomó la decisión correcta al dejar todo y regresar al lugar donde había sido más feliz que en cualquier otro: Natación y Gimnasia. “Desde muy chico, se generó en mí una pasión enfermiza por este club. Y fue en los malos momentos en los que ese sentimiento se hizo más fuerte. Porque Natación me acompañó en las buenas, pero mucho más en las malas. Es ahí cuando ese apoyo se vuelve más importante”, revela el ex centro de Los Pumas, quien para volver a vestir la camiseta blanca, renunció a su vínculo con la UAR.

“Yo siempre dije que a Natación no quería volver a retirarme, sino a formar parte de un grupo que se propusiera poner al club donde yo creo que merece estar. Después de dos años difíciles en la UAR, venía muy cansado física y mentalmente. No lo estaba disfrutando. Así que un día me senté a hablarlo con la gente que más quiero, y ellos me apoyaron en mi decisión de volver. Nadie esperaba que lo hiciera tan pronto, pero era algo muy personal: sentía que debía hacerlo. Y fue la mejor decisión que pude haber tomado”, reafirma Gabriel, que también dejó a una lado la posibilidad de volver al rugby europeo. De hecho, cuando Toulon lo convocó para jugar en el amistoso contra Argentina XV en Tucumán, “Gaby” aseguró que ni una oferta del poderoso club francés podría igualar la felicidad que le produce Natación hoy en día.

“Me hace feliz compartir el día a día con mis compañeros y ver que la gente está contenta por el momento que estamos pasando. Me levanto contento, disfruto de mis amigos y de ver que ese enamoramiento que yo siento por el club se ha contagiado a los más chicos. Es impagable todo esto. No lo cambiaría por nada del mundo”, da su palabra uno de los referentes del plantel actual, que se encuentra frente a su primera final de un Regional luego de tumbar al favorito, Tucumán Rugby, en Yerba Buena.

Ascárate hace hincapié en que lo que Natación está viviendo hoy es el impulso de una rueda que comenzó a girar hace bastante ya. “Es fruto es fruto del trabajo que se viene haciendo hace años, y en el que tomó parte mucha gente. El club entendió que había que empezar desde abajo, haciendo foco en las juveniles y en las infantiles, para que en el futuro llegaran jugadores de calidad al plantel superior. Y ya desde el año pasado empezaron a llegar chicos muy bien preparados, a los que se sumaron otros muy buenos que subieron este año. Así se armó un grupo espectacular, también desde lo humano”, resalta Gabriel.

“Sí, quizás no nos esperábamos llegar a una final este año, pero estoy convencido de que merecemos todo lo que nos está pasando. Porque este equipo tiene mucho hambre y amor propio, y juega por mucha gente que viene trabajando hace mucho. No es casualidad, es causalidad”, cerró.

Comentarios