Tensión en tribunales por una asamblea de empleados que denuncian maltrato laboral

La Unión de Empleados de la Justicia Nacional denuncia que trabajadores de la fiscalía II sufren maltrato laboral de parte de Bonari. Fuerte presencia policial.

13 Sep 2017
3

CUSTODIA. Una fuerte presencia policial se apostó en las puertas de la fiscalía II. FOTOS GENTILEZA DE FRANCISCO FERNÁNDEZ

El clima comenzó tenso en los tribunales penales de avenida Sarmiento al 500. Una fuerte presencia policial se apostó en el frente de la fiscalía II, a cargo de Claudio Bonari, debido a una asamblea que tienen previsto realizar empleados judiciales, quienes denuncian maltrato laboral de parte del fiscal.

A través de una notificación, en tanto, la Corte Suprema recordó que conforme a lo dispuesto en Acordadas N 1.480/16 y 168/91 "empleados y funcionarios judiciales tienen prohibido hacer reuniones o asambleas de carácter gremial, dentro del ámbito laboral".

La secretaria general de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (UEJN), Alejandra Martínez, afirmó que durante la mañana desde la Corte se emitió un comunicado para que se constante el egreso de empleados que quieren participar de la asamblea. "Es vergonzoso. Como no queremos exponer a los empleados, sólo se va a reunir la comisión directiva con los delegados", afirmó en diálogo con LA GACETA.

De acuerdo a Martínez, seis trabajadores de la fiscalía II fueron trasladados en los últimos meses y dos empleadas tuvieron que comenzar tratamiento psiquiátrico por maltrato laboral. "Le pedimos al doctoro Bonari que cesara la situación, que tratara de arreglar esto. Se calmó una semana y no entiende", agregó, y calificó la presencia policial como "un show".

La versión del fiscal

Bonari, en tanto, negó las acusaciones en diálogo con LA GACETA. "Todos los que trabajamos en la fiscalía nos esforzamos al máximo. Nos pagan para trabajar y eso hacemos todo el tiempo", advirtió. "Tuvimos un problema con una empleada que se negaba a trabajar, que usaba el horario de trabajo para hacer otras cosas. Estuvo un mes y lo único que causó fue problemas. Entonces la puse a disposición del ministro fiscal (Edmundo Jiménez) y fue trasladada a otra dependencia", agregó.

"No sé si hay una intencionalidad política en esta movida gremial. Dicen cosas incoherentes y rechazo todas las acusaciones. Aquí los que trabajen, tal como lo exige la sociedad, van a andar bien. Los que no, tendrán que buscar otro lugar", finalizó.

La fiscalía que encabeza Bonari tiene, entre otras, las investigaciones por la desaparición de la adolescente Daiana Garnica, ocurrida el 6 de mayo en Alderetes, y la del presunto abuso sexual de una adolescente y cuyo acusado es un odontólogo.

Comentarios