Más de 33 millones de argentinos plebiscitarán a Macri

En los 24 distritos electorales de la Nación se definirán a los candidatos a diputado nacional que competirán por 127 bancas el 22 de octubre. En ocho provincias se renuevan 24 escaños del Senado.

13 Ago 2017
1

OPERATIVO. Las Fuerzas Armadas y empleados del Correo trasladaron urnas a escuelas de alta montaña.

Un examen de gestión para el oficialismo y un trampolín para la oposición, de cara a 2019.

Más de 33 millones de argentinos están habilitados hoy para votar en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en todo el país. Los resultados definirán a los candidatos que competirán en las legislativas de octubre. En los 24 distritos del país se renovarán 127 cargos de diputados. En ocho provincias se votarán también candidatos para renovar 24 bancas del Senado. Además, se elegirán legisladores locales en 15 provincias del país.

En el padrón electoral la provincia de Buenos Aires representa casi un 38% del total con 13 millones de electores; Córdoba y Santa Fe rozan el 9% cada una, un punto menos tiene la Ciudad de Buenos Aires. En el otro extremo, Tierra del Fuego tiene la menor incidencia del país, con menos de 1%.

La elección más trascendente se librará en Buenos Aires. En el distrito electoral más grande del país se pondrán en juego 35 diputados nacionales y tres senadores nacionales, 46 diputados bonaerenses, 23 senadores provinciales, además de miles de concejales.

El territorio bonaerense será el campo de batalla de las principales fuerzas: Esteban Bullrich (Cambiemos) buscará consolidar la imagen positiva de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; la ex presidenta Cristina Fernández (Unidad Ciudadana) es la principal amenaza contra la alianza que triunfó en 2015. También lucharán por incrementar la cantidad de bancas Sergio Massa (por la alianza 1 País, conformada junto con el espacio de Margarita Stolbizer), Florencio Randazzo (PJ), Néstor Pitrola (Frente de Izquierda) y Fernando Solanas (Creo). Víctor de Gennaro (Frente Socialista y Popular) y Vilma Ripoll (Izquierda al Frente por el Socialismo), intentarán superar el piso de 1,5% de votos para participar en las generales de octubre e ingresar al Congreso, junto a otras fuerzas.

Buenos Aires tiene una curiosidad: Fernando Espinoza, presidente del PJ bonaerense, sin renunciar a este cargo es precandidato por Unidad Ciudadana, que compite con el propio partido que él preside (PJ), cuyo postulante a senador es Randazzo.

Córdoba y Santa Fe serán dos distritos que marcarán el termómetro del balance de poder del oficialismo. Allí asoma una puja reñida. Cambiemos enfrentará con Héctor Baldassi a la nómina de diputados del gobernante Unión por Córdoba, encabezada por Martín Llaryora, número dos del mandatario peronista Juan Schiaretti.

El macrismo se medirá en Santa Fe, de la mano de los postulantes Albor Cantard y Luciano Laspina, contra las dos listas del oficialista Frente Progresista Cívico y Social, que encabezan María Eugenia Schmuck y Luis Contigliani, mientras el peronismo diputará las PASO entre las nóminas de Agustín Rossi, Alejandra Rodenas y Pablo Di Bert. (DyN-Especial)

Cinco claves de la elección nacional

1. ¿Qué pasa sí se impone el frente Cambiemos en el país?

Más allá de lo que ocurra en cada distrito, las elecciones intermedias de hoy servirán a los referentes nacionales para ver dónde están parados de cara a 2019. Si se impone el frente Cambiemos en el país, la Casa Rosada podría tomar un impulso para avanzar con algunas medidas clave en el Congreso, como la reforma electoral, además de profundizar otras políticas financieras y económicas. Como mínimo, el espacio que lidera el presidente Mauricio Macri buscará retener los centros en los que triunfó en 2015, sobre todo al centro del país.

2. ¿Qué pasa si el peronismo termina en la cima a nivel nacional?

La Liga de Gobernadores Peronistas, que integran 13 mandatarios provinciales -entre ellos el tucumano Juan Luis Manzur y el cordobés Juan Schiaretti-, busca posicionarse de cara a 2019 dentro del Partido Justicialista. Así, los justicialistas no sólo tendrán la vista en los resultados que obtenga Cambiemos. También observarán el desempeño del armado que lidera la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Provincia de Buenos Aires. El partido de CFK, Unidad Ciudadana, participa del Frente Justicialista de Tucumán, pero no estará compitiendo en las internas peronistas de todo el país. Un triunfo de Cristina la revitalizaría con miras a 2019.

3. ¿Qué pasa si el peronismo disidente obtiene un buen resultado?

La división del peronismo -por ejemplo, en el Frente Renovador que lidera Sergio Massa- puede beneficiar a Cambiemos o al Partido Justicialista, según el sector del electorado que logren captar los justicialistas disidentes. El massismo busca afianzarse como tercer espacio a nivel nacional, y también tratará de disputarle el rol de oposición al peronismo “tradicional”.

4. ¿Qué pasa si la izquierda logra mejorar su caudal de votos?

Las distintas alianzas de partidos de izquierda de todo el país confían en crecer en representatividad en el Congreso de la Nación. Vienen de festejar algunos resultados favorables pero a nivel provincial, como Salta en 2015 y Chaco, hace un mes.

5. ¿Qué pasa si la participación ciudadana no es positiva?

En los partidos políticos observan con expectativas no sólo el resultado de las elecciones de hoy, sino también el índice de participación ciudadana. Si a nivel nacional las cifras son bajas, es posible que la reforma electoral y la revisión de las PASO se instale en la agenda política.

Comentarios