Sexo y género

13 Ago 2017
1

SEXUALMENTE HABLANDO

INÉS PÁEZ DE LA TORRE / Psicóloga

Aunque suele identificárselos como equivalentes, los términos “sexo” y “género” no lo son. ¿A qué se refiere uno y otro? “Sexo” designa a las características biológicas y fisiológicas que nos clasifican como mujeres o varones (“hembras” o “machos”), según las funciones reproductivas de nuestros cuerpos.

Al momento de nacer -o antes, con la precisión de las ecografías- somos ubicados en uno de estos casilleros de acuerdo a la presencia de pene o de vagina. En la adolescencia se incorporarán otras diferencias (como por ejemplo la forma de distribución del vello corporal o el desarrollo de las mamas).

El concepto de “género” se refiere, en cambio, a los rasgos, roles, actitudes y conductas que una determinada cultura asigna a los varones y a las mujeres. Es decir, aquello que espera de ellos/as… lo considerado “masculino” y “femenino” (juegos, trabajos, deportes, vestimentas, formas de expresión y un largo etcétera). Estas diferencias no son biológicas ni naturales, sino creadas: construidas por las sociedades y, en consecuencia, cambiantes a lo largo de la historia y de una cultura a otra.

Estereotipos

Desde tiempo inmemorial y en la mayoría de las sociedades, ha existido una tendencia a adjudicar a las mujeres -es decir, a considerar “femeninos”-, aquellos roles que las limitan en su desarrollo, y que las colocan en un lugar de dependencia y sometimiento. Estas creencias se han transmitido a lo largo de tantas generaciones que han llegado a convertirse en verdaderos estereotipos: ideas rígidas, simplificadoras y por lo tanto, erróneas, acerca de lo que es ser mujer y ser varón.

Los estereotipos femeninos son por general negativos y desvalorizantes (las mujeres son pasivas, inestables emocionalmente, frágiles por naturaleza, más hábiles para las tareas domésticas, etc.). Y son los responsables, en buena medida, de las grandes desigualdades que han existido históricamente: las mujeres suelen tener menor paga por los mismos trabajos, menos acceso a la propiedad y al estudio, y son las principales víctimas de la violencia de género.

Enfoque de género

“Perspectiva de género” o “enfoque de género” significa hacer un análisis diferenciado de la situación de las mujeres y los varones, capaz de reconocer que ambos tienen necesidades diferentes y específicas y que, generalmente, las mujeres representan una categoría discriminada y desfavorecida.

El objetivo de examinar la realidad con este enfoque es identificar qué debemos transformar para dejar de aceptar y reproducir mecánicamente las normas y conductas discriminatorias que impiden la equidad entre las personas.

Comentarios