Pretendientes de Argentina pujan por su amor con distintas armas

Ezequiel Nasci recorre la provincia con una obra que presenta en plazas de distintos barrios y que fusiona elementos de estéticas populares.

13 Ago 2017
1

CERCA DE LA GENTE. La historia de “Argentina, por el amor de una mujer” se presenta en las plazas. Gentileza Valeria Rojas.

ESTA TARDE

• A las 18 en la plaza Belgrano (Alberdi y Lavalle). Entrada libre y gratuita.

En Santa Lucía hay pasiones contenidas. Es día de festejo en el pueblo por el cumpleaños de Patricio, el hijo de los poderosos terratenientes del lugar, y todos los vecinos se reúnen en una alegre fiesta, en la cual quedan en claro las diferencias sociales. Una mirada basta para que el joven se enamore de la humilde Argentina, quien a su vez está prendada del amor de Esteban, un trabajador zafrero. Ella se transforma así en un objeto pretendido y motivo de un duro enfrentamiento.

Ese es el comienzo de “Argentina, por el amor de una mujer”, la obra de teatro callejero que está recorriendo la provincia y se presentará esta tarde en la plaza Belgrano. La dirige Ezequiel Nasci, quien también escribió el texto y compuso la música. Los personajes están a cargo de Luciana Morales, Gabriel Guerrero Nybroe, Martín Bettella, Omar Bejar, Malena Oyharzabal Castro, Juan María Juárez, Sofía Morales y Fabio Velásquez, con coreografías de Andrea Pulido.

“Como proyecto, ‘Argentina…’ se expresa en verbos con el propósito que lleven a la acción, a hacer algo que genere un debate y que produzca una reflexión a partir del tema que se trata. También es una lucha por valorar el trabajo teatral realizado de manera totalmente independiente y con fondos autogestionados. Hay una mujer que lucha por romper estructuras cristalizadas desde una perspectiva de género, las que dan pelea por sostenerse en el espacio y en el tiempo con múltiples estrategias, como la cosificación, el silencio, el miedo y muchas otras”, describe el director.

- ¿El amor y la pasión la tienen a maltraer?  

- En la obra el amor se presenta de diversas maneras: puede tratarse de uno sincero y sentido u otro obsesivo, en el que el centro del accionar es el tener. Las situaciones en la obra van llevando a esa mujer a lo más oscuro, y la única luz de esperanza que existe en ella es el amor sincero que siente hacia Esteban.

- ¿Argentina es fácil de engañar?

- Nunca es engañada, sino algo peor: obligada. Muchas veces me pregunto cuáles son esas fuerzas que mueven al mundo, ocultas para algunos ojos y visibles para otros, pero todos sabemos que están, no somos ignorantes. El tema es como generar resistencia para torcer esa realidad lineal que nos quieren hacer creer. Argentina puede ser una mujer, un país, un continente o una metáfora que surge de la situación actual de la sociedad.

- ¿Cuál es la estética de la puesta?

- Siempre me llamo la atención la Comedia del Arte italiana, cómo construyen todo con el cuerpo y de manera viva, sus máscaras, las improvisaciones, la relación con el público y el desarrollo de las situaciones. También me encanta el distanciamiento de Bertolt Brecht y aparece lo latinoamericano con las colectivas y la perspectiva de Augusto Boal. Y, por supuesto, la comedia gauchesca, junto a sus colores norteños. De esa maraña de vertientes artísticas, tomo lo que me interesa; es una fusión de varios factores, donde lo esencial es el artista en escena y el valor de la acción puesta en situación. Incluyo la música como parte directa de los sucesos. Los instrumentos construyen partituras en cada encuentro llevado a cabo en distintos lugares y tiempos.

- ¿Por qué optaron por un espacio no convencional?

- La calle es un espacio lleno de convenciones. El reto está en cómo construir nuevos sentidos en esos lugares: una plaza de barrio es un lugar de encuentro, donde vecinos y vecinas se juntan para compartir; pero cada vez se ve menos eso, por la incidencia de la televisión o por el miedo que se va instaurando: pensamos que es mejor encerrarnos para evitar problemas. La decisión de trabajar en espacios abiertos tiene que ver con romper el sistemático plan de acción individualista, separatista, llevado a cabo por estructuras que ostentan el poder.

Comentarios