Los Tarcos y Universitario le pusieron calor a una tarde gélida

Fue un clásico intenso e impredecible, que se definió sobre el final a favor de los “Rojos”

17 Jul 2017
1

HASTA ACÁ NOMÁS. Leonardo Bevilacqua y Lucio Urueña unen fuerzas para cortarle el paso a Javier Merlini. “Rojos” y “Serpientes” tuvieron su momento, pero los visitantes aprovecharon mejor el suyo.

Un hipotético mapa de calor de la tarde de ayer en Ojo de Agua hubiese mostrado un cuadro oscuro interrumpido por una gran mancha roja en el espacio que corresponde a la cancha 1 de Universitario. Allí se libró una batalla muy caliente entre la “U” y Los Tarcos, cuya intensidad e incertidumbre recompensó a los valientes que cambiaron la calidez del hogar por la gélida corriente que recorrió las tribunas del “Serpentario”. A pesar de que el dominio se repartió claramente en un tiempo para cada uno, los últimos minutos se desarrollaron en un clima de película, con los dos equipos a un paso de llevarse el partido. Y, se sabe, ganar un clásico vale más que los cuatro puntos que se suman en la tabla.

Ese “goce adicional” se lo llevaron los “Rojos”, gracias a los tres puntos de diferencia (36-33) que les dio el penal convertido por Nicanor Alves Rojano, justo antes de que sonara la última chicharra, cuando ya a nadie le parecía tan mal negocio el empate. Antes de eso, también había jugado un rol clave el centro de Los Tarcos, autor de 31 puntos.

Al final del primer tiempo, parecía que todo sería más simple para los del ex aeropuerto. Y en buena parte gracias al propio Universitario, que salvo en la jugada del try de Nicolás Sbrocco, no generó nada, salvo penales en contra. Alves Rojano no desperdició ninguno y por ello la distancia en el parcial (19-8).

El try de Santiago Salazar a los tres minutos del complemento fue el cachetazo que despertó a las “Serpientes”. Con una desventaja de 18 puntos que remontar, finalmente los locales se lanzaron a jugar. Martín Arregui, con la carga de los disparos a la hache desaprovechados en el primer tiempo, puso de nuevo a su equipo en partido acertando dos penales, iniciando la jugada que terminaría en el try de Martín Nieva y definiendo él mismo otro avance, además de acertar las correspondientes conversiones. La siesta le costó el descontrol a Los Tarcos, que no pudo volver a acercarse al ingoal de la “U”. Al menos en conjunto, porque sí lo hizo Nicanor Alves Rojano en solitario, dejando a varios rivales en el camino antes de asestar su segundo try. Él mismo se encargaría de desnivelar la igualdad que había estampado Arregui con un último penal. Gracias al triunfo, los “Rojos” se despegaron un poco del fondo.

El que subió hasta el cuarto lugar fue Lawn Tennis, después de pasar por arriba a su homónimo santiagueño: 63-35. Fue muy clara la superioridad de los “Benjamines”, que sumaron su segunda victoria en esta etapa y en la próxima fecha serán locales de un necesitado Lince.

Comentarios