Presuntas anomalías en el IPV: "el episodio de Marán escapa a la Cámara de la Construcción"

Los constructores toman distancia de la polémica.

17 Jul 2017
2

manantial sur

La Cámara Tucumana de la Construcción (CTC) optó por mantenerse al margen de las denuncias por presuntas irregularidades en el Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu). “El episodio de la empresa Marán escapa a la esfera de acción de la CTC”, declaró Emilio Graña, titular de la institución. “Somos una entidad que tiene por objetivo tratar la reglamentación y promoción de la actividad”, añadió el empresario.

Jorge Garber, secretario de la flamante comisión directiva de la Cámara, coincidió con el presidente Graña. Precisó que no podía emitir declaraciones en nombre de la institución, pero abordó la cuestión a título personal. “Todo esto perjudica al sector de la obra pública y pagan justos por pecadores”, sostuvo. Y agregó: “los contratistas del Estado somos eso, contratistas, y nuestro comitente es la Nación. También tratamos con privados y no cambia la forma de trabajar”, indicó el secretario de la CTC.

Graña y Garber fueron consultados luego de que Panorama Tucumano -el ciclo de LA GACETA TV que se emite los miércoles- informara sobre posibles anomalías en la relación entre el Ipvdu y Marán Constructora SRL. Entre ellas, que la empresa había declarado ante el Registro de Constructores de la Provincia que certificó el 70% del monto total de una obra en sólo un mes de trabajo. El interventor del instituto, Gustavo Durán, defendió el funcionamiento de la repartición y se desvinculó de las declaraciones de la empresa. “Si (Marán) miente en sus declaraciones juradas, nosotros no tenemos por qué enterarnos”, afirmó Durán.

Garber aseguró que es el Registro de Constructores el encargado de comprobar la veracidad de lo que una empresa declara. Explicó que la empresa no acompaña su presentación con las certificaciones emitidas por la repartición que la contrató. “El Registro, eventualmente, debería cotejar esa declaración jurada con la documentación expedida por el ente que la haya contratado”, añadió.

En defensa de Durán

La senadora radical Silvia Elías de Pérez denunció que la constructora Marán podría pertenecer a una de las autoridades del instituto. En la entrevista con Panorama Tucumano expresó que los hermanos Sebastián y Martín Nieva -dueños de Marán- serían testaferros de Lucas Barrionuevo, coordinador de Programas Federales del Ipvdu. Barrionuevo por su parte aseguró que no conocía “de antes” a los Nieva. Sin embargo, se comprobó que Barrionuevo es el tío político de los dueños de Marán.

A posteriori del programa de televisión, Durán abrió una investigación respecto del coordinador de Programas Federales del Ipvdu.

“No sé de quién es la empresa. No sé quiénes son los dueños y desconozco quién es el representante técnico”, aseguró Garber.

Sin embargo, comentó que Marán estaba atrasada en sus obligaciones con la Cámara Tucumana de la Construcción. “Hace más de dos años que no paga a la Cámara”, informó el secretario del organismo. “Estamos evaluando qué se va a hacer. Según el estatuto, si no pagás después de un determinado tiempo, te dan de baja, pero no hay una determinación tomada al respecto”, manifestó Garber en una conversación telefónica.

Consultado acerca de las denuncias que afectaron al Ipvdu, el empresario hizo referencia al clima electoral. “Estamos en un momento bastante politizado: es época de elecciones”, interpretó, en alusión a los comicios para diputado nacional. Agregó que tenía una muy buena opinión sobre el funcionamiento de la repartición que tiene por interventor al ingeniero Durán. “El Instituto de la Vivienda es una de las reparticiones más competentes que tiene Tucumán: hace muchísimas obras”, remarcó Garber a este diario.

Comentarios