Elecciones 2017: el armado de las listas dejó heridos por doquier en Tucumán

Según el analista Sergio Berensztein, hay dos momentos en los que se producen procesos traumáticos para las coaliciones. Una está vinculada con la nominación de candidatos; la otra está relacionada con el reparto de cargos.

27 Jun 2017
1

En el oficialismo local dicen que el tiempo cura las heridas y que, luego de las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) de agosto, la dirigencia se encolumnará tras la oferta electoral para ocupar las bancas en la Cámara de Diputados de la Nación. Del otro lado de la vereda, desde Cambiemos, sostienen que toda su dirigencia tiene y tendrá contención política y que no habrá diferencias ni enojos por cómo se estructuraron las listas para ir a las PASO.

Según el analista Sergio Berensztein, hay dos momentos en los que se producen procesos traumáticos para las coaliciones. Una está vinculada con la nominación de candidatos; la otra está relacionada con el reparto de cargos. “Esos dos momentos siempre son tormentosos, porque forman parte de la naturaleza política. En general, los heridos tienden a acomodarse en los espacios porque, por definición, las coaliciones electorales suelen ser gelatinosas”, indica a LA GACETA.

Según Berensztein, los reacomodamientos internos en las fuerzas electorales en pugna dependerán mucho del tiempo. “Hay un viejo dicho que sostiene que los melones se acomodan cuando el carro comienza a andar”, indica.

Si bien, a nivel nacional, Cambiemos tiene una estructura sólida en el armado (por ejemplo en Buenos Aires y Capital Federal), dice el politólogo, no sucede lo mismo con la oposición. No obstante, aclara que muy distinta es la situación en cada distrito del país, por el peso específico que tienen los dirigentes territoriales. En ese aspecto, tras la medianoche del sábado, cuando venció el plazo para presentar las nóminas para las PASO, un tendal de heridos quedó en Tucumán. Por el lado del oficialismo se interpretó que uno de los grandes perdedores de la jornada fue el líder de Acción Regional, el legislador Juan Antonio Ruiz Olivares, y el secretario general de la Gobernación, Pablo Yedlin, que fue relegado al tercer puesto. Por el lado de Cambiemos, las miradas apuntaron hacia el actual secretario de Vivienda de la Nación, Domingo Amaya, del líder de Libres del Sur, Federico Masso, y hasta de la referente local de la Coalición Cívica, la edil Sandra Manzone. En ambos frentes, intentarán recuperar los heridos antes de la batalla electoral de agosto.

Ruiz olivares

Llamativa ausencia del líder de acción regional

 “Dejó huérfanos a sus principales referentes”. Así se lamentó un dirigente peronista sobre la decisión del líder de Acción Regional, Juan Antonio Ruiz Olivares, de tomarse vacaciones justo cuando se armaban la lista para el Frente Justicialista por Tucumán. En un primer momento se mencionó que uno de sus referentes, el taficeño Roque Tobías Álvarez, ocuparía el tercer lugar de la nómina oficial para las PASO. La vuelta de timón descolocó a una de las fuerzas aliadas a la Casa de Gobierno. La llamativa ausencia del “gallego” fue el comentario del fin de semana.

Yedlin

El postulante que descendió varios lugares en la lista

Desde un primer momento se dijo que Pablo Yedlin, secretario general de la Gobernación era inamovible del primer lugar en la lista de postulantes oficialistas. Incluso se mencionó que tenía la venia del gobernador Juan Manzur y del senador nacional José Alperovich. La sorpresiva candidatura del vicegobernador Osvaldo Jaldo relegó al tercer lugar en la nómina a uno de los hombres que venía mostrándose como el que corría con el caballo del comisario. Los estrategas del oficialismo niegan resquemores internos y sostienen que Yedlin ha priorizado el equipo.

Los “K”

Los vaivenes de la dirigencia kirchnerista

Algunos decidieron jugar para la estructura de la Casa de Gobierno; otros, en tanto, irán a las internas desde otra lista. Los dirigentes identificados con el kirchnerismo no se pusieron de acuerdo al momento de definir los espacios y los respaldos. Por ejemplo, la actual diputada camporista, Mabel Carrizo, dejará la banca y, en la lista del Frente Justicialista por Tucumán será la primera suplente de la nómina. Su esposo, el dirigente “K” Jesús Salim estuvo el sábado en Casa de Gobierno. Otros referentes del espacio los enfrentarán en las internas.

Amaya

El sorpresivo “borrado”

En los últimos meses, el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, recorrió distintos puntos de la provincia para “asomar” como posible candidato. Sin embargo, en el armado de la oferta electoral del Frente Cambiemos para el Bicentenario, el ex intendente capitalino no aparece. El radical José Cano se preocupó por aclarar que no hay malestar por esa situación. Amaya espera señales de la Casa Rosada acerca de una posible reestructuración en el organigrama nacional. En Buenos Aires se menciona que, en el futuro, será el secretario de Asuntos Municipales.

Aliados

Masso y Manzone no participarán

El diputado nacional Federico Masso, referente local de Libres del Sur, no estará en la nómina de precandidatos de Cambiemos para el Bicentenario, pese a que había sido aliado de José Cano y de la alianza opositora en las elecciones de 2013 y de 2015. Masso, que en el Congreso trabajó cerca de Victoria Donda y se mostró crítico a la gestión de Cambiemos, terminará su mandato en diciembre. Más allá de esta situación, Cano valoró su aporte dentro del armado. El radical también elogió a la edil capitalina Sandra Manzone, de la Coalición Cívica-ARI, que tampoco figurará en la lista.

Radicales

Querían competir, pero desistieron

Ariel García, Fernando Valdez y Raúl Albarracín, los legisladores que rivalizan con José Cano en la interna de la UCR; tenían pensado armar una lista para competir en el titular del Plan Belgrano en las PASO del frente Cambiemos para el Bicentenario. Pero finalmente desistieron de competir, alegando un descontento por la inclusión del legislador bussista Claudio Viña, entre otros argumentos. García, Valdez y Albarracín, de fluida relación con el vicegobernador Osvaldo Jaldo, marcaron en los últimos meses diversas diferencias con Cano, e incluso lo señalaron por el caso federal que lo investiga.


Comentarios