Los cárteles de Sinaloa y de Michoacan usarían el país como centro de acopio de droga

Los federales dieron el golpe más importante en 20 años, al secuestrar 1.500 kilos de cocaína en Bahía Blanca y 500 en Mendoza. El operativo se mantuvo en secreto hasta el último momento, incluso para los efectivos que iban a participar en las redadas.

20 Jun 2017 4 143
1

El Gobierno no sólo asestó el golpe más importante al narcotráfico de los últimos 20 años (superó los 1.200 kilos de drogas la Operación Strawberry de 1997) al incautar más de 1.500 kilos en Bahía Blanca y otros 500 en Mendoza, sino que además, pudo confirmar la presencia de carteles mexicanos en el país.

El viernes pasado, el personal de Drogas Peligrosas de la Policía Federal recibió la orden de presentarse al día siguiente en Santiago del Estero. A las horas de haber llegado allí, les avisaron que debían continuar viaje hacia Resistencia, la capital de Chaco. Todo se manejaba con el mayor de los hermetismos.

Así escondieron la droga los narcos mexicanos detenidos en Bahía Blanca

El domingo por la tarde, los federales de casi todo el país, que fueron movilizados para este operativo, recibieron la orden de salir a la calle.

En Bahía Blanca encontraron más de 1.500 kilos de cocaína ocultos en láminas de acero. En Mendoza, hallaron otros 500 kilos escondidos en bolsas de gemas. En Córdoba y en Chaco, en cambio, no incautaron drogas pero sí detuvieron a sospechosos y secuestraron documentación. En total fueron 17 los arrestados, cuatro de ellos mexicanos y los restantes argentinos. La mayoría de ellos son empresarios, según se informó.

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación, se trasladó a Bahía Blanca para contar detalles del operativo en el que se hicieron 33 allanamientos ordenados por el juez federal de Campana, Adrián González Charvay. “Estamos detrás de estas bandas y no vamos a dejar de perseguirlos”, dijo después de confirmar que la cocaína había ingresado por Chile y que tenía como destino Barcelona y Canadá. También aseguró que el secuestro fue valuado en 30 millones de dólares, aunque en Europa ese valor hasta se triplica.

La DEA participó del operativo narco que dejó 17 detenidos, cuatro de ellos mexicanos

Bullrich también habló de la conexión mexicana en este secuestro, pero no reveló mayores detalles porque la investigación continúa. Ahora tratarán de confirmar la hipótesis de que los carteles de Sinaloa y de Michoacan estarían usando al país como centro de acopio para su posterior distribución a gran escala y a nivel mundial.

Pese a que los detalles se manejan con mucho recelo, se especula que los narcos utilizan tres vías. Estarían comprando la droga en Bolivia y la harían ingresar por el NOA o por el NEA a través de Paraguay. La otra es que adquieren la “merca” en Perú y que la introducen por Mendoza, cruzando Chile. En el caso de la cocaína boliviana, la trasladarían en avionetas y luego de cruzar la frontera, la arrojarían en provincias donde los controles de vuelos clandestinos son casi inexistentes.

Hasta el momento ningún cartel mexicano había recibido un golpe tan fuerte como el del domingo. En 2008 las autoridades de ese país habían recibido información de que las bandas habían decidido buscar nuevos lugares para seguir adelante con el negocio. Encontraron en Argentina un lugar ideal. Por ejemplo, no había impedimento legal para conseguir efedrina, sustancia esencial para producir drogas sintéticas. Su presencia quedó al desnudo cuando fueron asesinados tres empresarios que les entregaban esa sustancia en un hecho que fue conocido como el Triple crimen de General Rodríguez.

El cartel dividido del “Chapo” Guzmán

El cartel de Sinaloa es la organización narco que estaba liderada por Joaquín “Chapo” Guzmán, conocido por sus fugas de la cárcel y por las series que se hicieron con su historia. Ante su detención, los hijos de Guzmán comenzaron a cuestionar el poder a la mano derecha de su padre, Ismael “El Mayo” Zambada, por lo que el grupo está dividido. En cuanto a los narcos de Michoacan, se estima que serían Los Caballeros Templarios -aliados del cartel de Sinaloa-, liderados por Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, y José Antonio González, alias “El Pepe”.

Detuvieron empresarios argentinos en Bahía Blanca

En Bahía Blanca las fuerzas de seguridad detuvieron a cuatro empresarios, según afirmó el diario local La Nueva: los hermanos Leandro, Gastón y Juan Guasch, y al presidente de la Cámara Regional de Comercio Exterior Damián, Hernán Limanski. Según este medio, los hermanos se dedican a la asesoría comercial, pero también a la venta de granito y al transporte de este material. Limanski forma parte de una familia de tradición comercial. En este último caso, hay una curiosidad: su hermana Fabiana compitió en Showmatch como pareja de Pablo Tamagnini.

4 Comentarios

Comentarios 4

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte

Más recientes

charriere De Gaulle 35 #4 20 Jun 2017 10:31 Hs

Recién se dan cuenta? La gorda Zulema líder del clan los narcos religiosos hace años que acopia distribuye y vende drogas.

alfa_27 #3 20 Jun 2017 10:14 Hs

Yo siempre me preguntaba quien bancaba las campañas de los K , a no sorprendernos cuando caigan algunos terroristas de primera linea

Bertrand Russell #2 20 Jun 2017 09:31 Hs

Èsperemos que, con este descubrimento y semejante operativo, desde el Estado se tome firmemente el toro por las astas, y, sobre todo que se tome conciencia a fondo de que hay que combatir sin tregua este flagelo. Hay que hacerles ver a estos tipos que la Argentina no se prestara para sus ruines negociados; no hay que darles ventajas de ningun tipo ni ceder por debajo del poncho a sus extorsiones. No hay que olvidarse que estamos ante mafias que manejan sumas siderales de dinero. Por lo tanto es al Estado a quien le compete barrerlos, y desde la casa, una buena educacion y tarea preventiva a los hijos debera involucrar a los padres. No queda otra

facundo campanela #1 20 Jun 2017 09:22 Hs

Gracias K por la "industria" que nos trajiste...