Atlético fue una luz de esperanza en 2016 pero este año perdió puntos importantes

20 Jun 2017
1

ASÍ, NO. El domingo, ante Defensa y Justicia, en Florencio Varela, Atlético dio muestras de que es un equipo que necesita vacaciones. Tiene la cabeza en otro lado.

La cuarta derrota consecutiva que sufrió el domingo en Florencio Varela y los 12 puntos obtenidos en el año sobre los 42 posibles actualizan, partido a partido, un tema al que los hinchas de Atlético preferirían ni hacer referencia: la tabla de descensos para la próxima temporada.

La caída en tobogán del equipo, que en 2017 tuvo una histórica participación en la Copa Libertadores, es evidente. En el torneo local, Atlético sumó este año, en los 14 partidos jugados, el 28% de los puntos, un porcentaje que si se traslada a la tabla de promedios (puntos cosechados divididos los partidos disputados sólo en este torneo) daría un escuálido 0,857. Sarmiento de Junín, Rafaela y Quilmes perdieron la categoría el fin de semana pasado con porcentajes muy superiores: 0,973, 1,010 y 1,032. Incluso Olimpo, que hoy ocupa el cuarto puesto para el descenso, tiene 1,096.

Aún a pesar de sus números de este año, Atlético consiguió en 2017 un logro al que tampoco hay que perder de contexto: mantener la categoría (como ya la había mantenido en el primer semestre de 2016, cuando hubo un solo descenso para 30 equipos). La única experiencia del “decano” en Primera había sido “la de un ascensor”, como se lo llama en la jerga futbolística: ascenso en 2009 y descenso en 2010.

Cómodos, pero...

El actual Atlético consiguió prolongar su presencia en la máxima categoría, algo que nunca antes se había conseguido en Tucumán, la alarma se prendió después de los últimos partidos: ¿la fiesta de la Libertadores puede hipotecar el futuro de Atlético en Primera? En principio suena exagerada esa precaución si se tiene en cuenta la excelente campaña del primer semestre de 2016, cuando terminó en el quinto lugar de la tabla general con un 62,5% de eficacia y le dio un oxígeno importante.

Por lo pronto, y a pesar de la mala racha actual, los muchachos de Pablo Lavallén terminarán esta temporada en el lugar 13 de la tabla de promedios entre 30 equipos, una ubicación más que cómoda. Y como Atlético lleva dos torneos en Primera y la nueva temporada no le borrará ninguna campaña anterior, su ubicación en los promedios no cambiará demasiado para el inicio de la 2017/18: arrancará 14º, con 1,386 (sin contar, por supuesto, los partidos de pasado mañana contra Vélez, en el Monumental, y del lunes próximo ante Patronato, en Paraná).

Debajo quedarán 14 equipos (participarán 28 clubes), aunque otra vez habrá cuatro descensos. El colchón parece más que suficiente, pero la temporada que está por terminar le significó a Atlético una brusca caída de su promedio: pasó de 1,875 al actual 1,386. Nada mejor, entonces, que se termine rápido este torneo y arranque el próximo para que Atlético continúe siendo de Primera por muchos años más.

Comentarios