El ataque a una mezquita vuelve a sacudir a Londres

Un hombre embistió con un vehículo a un grupo de musulmanes que salía de rezar. La capital británica se blinda ante otro atentado ahora vinculado con la islamofobia. Hubo un muerto y 10 heridos

20 Jun 2017 1
1

ATRAPADO. El atacante fue retenido por los fieles que asistían al culto. Reuters

LONDRES, Inglaterra.- El alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció que incrementará el número de agentes de policía que protegerán las mezquitas de la capital, luego del ataque del domingo, pasada la medianoche, contra la comunidad musulmana, en el que una persona murió y 10 resultaron heridas.

Se cree que -a diferencia de los ataques recientes en Manchester y en Londres- el atentado del domingo fue motivado por la islamofobia.

Según testigos, un hombre que conducía una furgoneta se desvió y arremetió contra una multitud musulmanes que estaban en la zona después de terminar la oración nocturna en la mezquita de Seven Sisters Road, en Finsbury Park.

Después de bajar del vehículo, el hombre gritó: “Quiero matar a todos los musulmanes -relató uno de los testigos a la BBC-. He hecho mi parte”. Los responsables de la mezquita intercedieron por el atacante, frente a la multitud que intentaba agredirlo. Lo atraparon y resguardaron hasta que llegó la policía.

En consonancia con las declaraciones de la primera ministra, Theresa May, que ayer anunció el refuerzo de la seguridad, el alcalde Khan adelantó que en los próximos días se implementará una mayor vigilancia alrededor de mezquitas y lugares de culto.

“Continuaremos siendo una ciudad fuerte, que no se acobarda ante el terrorismo”, indicó.

Khan sostuvo que este último acto violento, al igual que los recientes atentados en Manchester (22 de mayo), en el puente de Londres (3 de junio) y el anteriormente el perpetrado contra Westminster (22 de marzo), constituyen ataques contra los valores compartidos de tolerancia, libertad y respeto y aseguró: “No permitiremos que estos terroristas triunfen”.

El horror y la furia

Londres ha sufrido unas semanas terribles, tras haber padecido el horror en la Torre Grenfell -el incendio de un edificio de 120 viviendas, donde 79 personas murieron o están desaparecidas- y varios atentados en el último mes.

“Nos tomamos muy en serio toda forma de delito de odio y queremos parar a las personas que se convierten en extremistas violentos de cualquier tipo”, afirmó la comisaria jefa de Scotland Yard, Cressida Dick.

Según May, este nuevo atentado fue un “intento repugnante” de destrozar la libertad de culto.

“Fue un ataque que, una vez más, se dirigió contra la gente común e inocente, en esta ocasión los musulmanes británicos -añadió-. Este tipo de odio y de maldad nunca vencerán”.

Como consecuencia del atropello resultaron heridas 10 personas, siete de las cuales todavía están hospitalizadas. También murió un hombre, aunque ya estaba recibiendo atención médica cuando se produjo el incidente.

El conductor del vehículo era un hombre blanco, de 48 años, que fue arrestado por intento de asesinato. No llevaba armas y se cree que actuó solo.

El ataque ocurrió en el norte de la capital británica, fuera del Centro de Bienestar Musulmán, a unos 300 metros de la mezquita de la calle Seven Sisters Road, en el barrio de Finsbury Park,

Según la Policía, todas las víctimas son musulmanas. El vehículo utilizado era una camioneta alquilada cerca de la capital de Gales, Cardiff.

Muchas de las víctimas acababan de terminar sus oraciones del mes sagrado de Ramadán. (Télam-Reuters)

1 Comentarios

Comentarios 1

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte

Más recientes

Hector Martorel #1 20 Jun 2017 10:02 Hs

Que horror todo esto!