Murió el estudiante estadounidense que Corea del Norte deportó en estado de coma

"Con tristeza debemos informarles que nuestro hijo completó su viaje a casa", informó la familia del joven.

19 Jun 2017
1

REUTERS

ESTADOS UNIDOS.- El estudiante Otto Warmbier, que estuvo preso en Corea del Norte durante más de un año y fue entregado la semana pasada en estado de coma a su familia en Estados Unidos, falleció hoy en su Ohio natal.

"Con tristeza debemos informarles que nuestro hijo, Otto Warmbier, completó su viaje a casa", escribió la familia en un comunicado, en el que contó que el joven de 22 años murió rodeado de sus seres queridos: "sería fácil, en un momento como este, centrarse en lo que perdimos, el futuro que no pasaremos con este joven cariñoso, entretenido y brillante, cuyo entusiasmo no conocía fronteras. Pero elegimos enfocarnos en el tiempo que nos dio esta persona extraordinaria", agregaron.

En el texto, la familia recordó que el joven fue devuelto por Corea del Norte el martes pasado en estado de coma y con serios daños cerebrales. Sus padres, Fred y Cindy Warmbier, lo internaron de inmediato en el Centro Médico de la Universidad de Cincinnati, pero no pudieron salvarlo. "Desafortunadamente, el terrible y tormentoso tratamiento que nuestro hijo recibió de manos de los norcoreanos impidió que cualquier otro resultado fuera posible más allá de lo que tristemente experimentamos hoy", reclamaron.

Warmbier ingresó a Corea de Norte como turista y fue condenado a 15 años de trabajo forzado por haber intentado sustraer un cartel de propaganda política del hotel en el que se hospedaba en Pyongyang, algo que las autoridades del país consideraron un "acto hostil".

Según el diario estadounidense The Washington Post, que citó el testimonio de sus familiares, el joven entró en coma hace más de un año, poco después de su última aparición pública, durante su juicio, en marzo de 2016.

La muerte de Warmbier podría tensar aún más la relación bilateral entre Estados Unidos y Corea del Norte, en picada desde que el presidente Donald Trump asumió y comenzó una escalada verbal y militar que fue respondida por una serie de lanzamientos de misiles por parte de Pyongyang. (Télam)

Comentarios