“El ‘Mudo’ lo engañó y el ‘Ponja’ lo acribilló”, dijo la familia de “Geniolcito”

El hombre baleado murió ayer, 10 días después de abandonar el penal de Villa Urquiza

30 May 2017
1

A LA ESPERA. Ayer a la noche, la familia de Rodríguez esperaba que les entregaran el cuerpo en el Centro de Salud. la gaceta / foto de diego aráoz

Los médicos del Centro de Salud intentaron durante dos días salvar la vida de Matías “Geniolcito” Rodríguez, acribillado el sábado a la noche en “El Sifón”. Sin embargo, ayer a la siesta, el hombre de 33 años murió en una camilla de la terapia intensiva. Con su deceso, se confirmaron tres asesinatos en 48 horas en la provincia.

Según comentó la familia de Rodríguez, este llevaba ocho días en libertad cuando fue atacado en el pasaje Edmundo de Amicis. Antes había estado dos años preso en Villa Urquiza por robo. El hombre estaba en pareja y tenía tres hijos: uno adolescente de un matrimonio anterior, un niño de dos años con su actual pareja y otro en camino; La muchacha está embarazada de siete meses.

“Yo sé que tenía antecedentes, pero no era una mala persona. No era de hacer maldades”, comentó una familiar, que prefirió hablar bajo el anonimato por el miedo a represalias. “Lo que pasa es que ‘El ‘Ponja’ -el principal sospechoso del crimen- tomó el barrio. Empezó a vender droga y a armar a sus soldaditos. Estimo que creyó que Matías iba a defender a los vecinos, o lo habrá visto como a un rival. Pero Matías ya no quería andar en esas cosas y estaba por vender su casa para darle algo mejor a sus hijos. Aquí no hubo ajuste de cuentas”, afirmó la mujer, en diálogo con LA GACETA.

Tras el ataque, Rodríguez fue atendido en el mismo lugar en el que había estado dos meses antes, cuando un recluso de Villa Urquiza lo atacó a puntazos y lo dejó en terapia intensiva, con un cuadro muy delicado del que todavía se estaba recuperando.

El ataque

“El ‘Ponja’ ya había estado diciendo que esa noche lo iba a matar a Matías, aunque jamás habían tenido ningún problema. Es más, se habían saludado un día antes. La noche en que lo mataron, lo fue a buscar otra persona a la casa: el ‘Mudo’. Este lo engañó y lo llevó a la esquina. Ahí apareció el ‘Ponja’ y lo acribilló a balazos. Después, a la noche, andaban disparando balazos para festejar. La Policía no fue porque les tiene miedo”, cerró la mujer.

Los familiares del fallecido explicaron que el asesino y su cómplice son primos, y que se encuentran estrechamente ligados a la barrabrava de Atlético Tucumán. “Geniolcito” (que recibió su apodo por ser hijo de Juan Carlos “Geniol” Rodríguez, un hombre que también tenía antecedentes y murió en un enfrentamiento con la Policía) recibió balazos en el tórax, en el abdomen y en las dos piernas.

El caso quedó en manos del fiscal Diego López Ávila y la primera carátula era “homicidio en grado de tentativa”. Además, según confiaron fuentes de la investigación, no descartaban que se tratara de un ajuste de cuentas. Con el fallecimiento consumado, se estima que pronto se hará cargo de la causa la división Homicidios, a cargo del comisario Hugo Cabezas.

Comentarios