Un federal mató a un hombre que habría intentado asaltar su despensa

También resultó herido el supuesto cómplice.

29 May 2017
1

ZONA ROJA. Los policías rodean el arma que fue usada en el ataque.

“No había mucha gente en la calle, pero cuando se escucharon los tiros todos salieron corriendo para ver qué pasaba. Y era obvio que algo así podía pasar en cualquier momento porque la gente ya está cansada”, explicó María Laura Santillán, vecina del barrio Viluco. En ese caserío, un efectivo de la Policía Federal mató de un disparo a un supuesto ladrón, e hirió a otro que habría actuado como cómplice, luego de que intentaron asaltarlo.

Pasadas las 8, el sargento Dante Eduardo Chávez regresaba de haber comprado el pan para vender en su despensa que está ubicada en José Hernández al 1.500. Cuando estaba por abrir el local, fue interceptado por dos hombres que se movilizaban en una moto Honda Twister. Siempre según su relato, lo obligaron a ingresar al local y le exigieron que les entregara el dinero.

De acuerdo con lo informado en las actuaciones, mientras uno de los sospechosos buscaba dinero, el otro se descuidó y ese momento fue aprovechado por Chávez para extraer su arma reglamentaria, que cargaba oculta en la cintura. Después de identificarse, disparó contra uno de los supuestos ladrones, que cayó, aunque luego logró incorporarse. Su compañero intentó responder el ataque, pero el uniformado fue más rápido y efectuó tres disparos que lo hirieron.

El sargento, que presta servicios en los Tribunales Federales, se quedó cuidando al herido que quedó dentro del local, porque el otro había corrido. Luego, relató que los vecinos le habían dicho que el malhechor corrió al menos una cuadra, hasta que se desplomó en unos pastizales. Había recibido tres disparos, uno en la zona de la axila izquierda y dos en sus piernas. Horas después, sus familiares lo identificaron como Sergio Alejandro Rodríguez, de 24 años.

En tanto que su compañero, que fue trasladado el Centro de Salud, fue identificado como Félix Rafael Trejo, de 38 años. Este sujeto, que tiene al menos cuatro causas pendientes por robo, fue intervenido quirúrgicamente por la herida que sufrió en el abdomen. Su estado es reservado, según informaron los profesionales que lo atendieron.

Quedó libre

Personal de la División Homicidios, al mando de los comisarios Hugo Cabezas, Sergio Juárez y Daniel Cuellar, encontró indicios que respaldarían los dichos del policía federal. Por ejemplo, en la vereda del local ubicaron la pistola 11.25 que habrían usado los supuestos asaltantes. Además, al requisar el cuerpo de Rodríguez, encontraron elementos que habría sustraído del negocio. Los pesquisas secuestraron $ 2.400 en efectivo, una botella de vino y una notebook.

El fiscal Diego López Ávila dispuso que Sánchez continúe en libertad, pero que se le secuestrara su arma reglamentaria y se le hicieran varios estudios. En las próximas horas declarará en Tribunales para contar su versión de los hechos.

“En el barrio teníamos mucho miedo de que lo detengan. Es un hombre honesto y muy trabajador. Él solamente se defendió y lo observé que estaba bastante golpeado anímicamente por la experiencia que vivió. No es justo que pase por estos momentos”, explicó Hugo Carrizo, otro de los curiosos que se arrimó hasta el lugar donde se produjo el desenlace fatal.

María Laura García no se mostró sorprendida por lo sucedido. “Los domingos andan los jóvenes desesperados buscando dinero para seguir de joda. A uno de ellos le encontraron dinero y una botella de vino. Está claro que quieren seguir de fiesta sin importarles el precio. Jamás pensaron que les podría salir mal”, concluyó.

Comentarios