Cómo lograr que la ancianidad de tu perro sea feliz

1

¡A CUIDAR EL CORAZÓN! Patricia El Kadi le hace un electrocardiograma a Noche, una mastín napolitano. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ-

Con los canes pasa lo mismo que con los seres humanos: viven más y se les puede dar una mejor calidad de vida.

25 May 2017

Tienen nombre y apellido, cama, el plato de comida siempre lleno, ropa y juguetes. Los tratan como un miembro más de la familia. La vida de perros ya no es sinónimo de mala vida, al menos en una gran cantidad de casos. Los dueños los cuidan cada vez más y esto se ha visto reflejado en la cantidad de años que viven: hoy la expectativa de vida de un perro se ha duplicado prácticamente, dice la veterinaria Patricia El Kadi.

Con los canes pasa lo mismo que con los seres humanos. “Con los medicamentos, los avances de la ciencia, las comidas y una mejor calidad de vida, viven más. Es multifactorial: si están cuidados, van a permanecer con nosotros más años”, explica El Kadi. Y especifica que hasta hace un tiempo los perros solían morir a los 9 o 10 años. Ahora llegan a los 15, 16 y hasta 18 años.

A medida que envejecen los perros, las preguntas que angustian a sus dueños son: ¿hasta cuándo van a vivir? ¿Cuáles son las enfermedades típicas de la tercera edad? ¿Cómo hago para que no sufra ni se enferme?

Lo primero que hay que desterrar, según el veterinario Luis De Chazal, es que para saber la edad biológica de un perro hay que multiplicar sus años por siete. Los canes tienen su propia edad, que varía según las razas. Las únicas reglas válidas son dos:

1) Los animales pequeños viven más que los grandes.

2) A partir de los siete años el perro se transforma en anciano y es necesario extremar los cuidados.

Marina Fernández Ybarra, médica veterinaria de Purina, remarca que hay dos claves para mejorar la calidad de vida, la atención y la sociabilización de un perro adulto: una correcta alimentación y la estimulación. “A medida que un perro envejece, muchos de los sistemas corporales comienzan a deteriorarse. Inicialmente, este desgaste puede ser asintomático, de modo que el dueño no es consciente de dichos cambios, pero eventualmente puede ir observando algunos signos propios del paso del tiempo”, explica. Y da las señales a las que hay que estar atento:

- Disminución de la función cerebral.

- Problemas articulares.

- Pérdida de visión y audición.

- Aumento de peso.

- Debilitamiento muscular.

“En lo cotidiano, es común ver que el perro se dirige hacia un lado de la casa y de repente se queda quieto, como mirando la nada. Pierden el interés en salir al exterior a pasear o de jugar con los integrantes de la familia”, señala El Kadi.

¿Se pueden prevenir estos síntomas, o mejorarlos?, es la pregunta que comúnmente reciben los veterinarios.

Sí se puede. Los tres expertos consultados para la nota coincidieron en que la clave es ir al veterinario para que este prescriba medicamentos, ofrezca una nutrición específica para los cambios metabólicos que ocurren en el cerebro del perro a causa de la edad y le enseñe ejercicios de entrenamiento cerebral.

¿Cómo estimularlos?  

Los perros, del mismo modo que muchas personas, suelen presentar síndromes seniles a raíz del desgaste del sistema nervioso central, explica De Chazal.

“Se puede mejorar la vida de los animales con tratamientos. Ahora vienen muchos medicamentos geriátricos que también sirven para rehabilitar la parte ósea y muscular. Asimismo, hay acciones que pueden realizar los dueños para ayudarlos, por ejemplo, sacarlos a pasear, que tengan contacto con otras personas y con otros perros”, señala.

Para agilizar la mente no podrán hacer crucigramas como las personas pero los perros tienen varias opciones, como ser: ver la tele o el ajetreo de la calle a través de la ventana. Otra alternativa es estimularlos con juegos y juguetes típicos para cachorros. Tirarle un palo para que lo busque y lo devuelva al amo es un clásico indiscutible.

El avance en la calidad de los alimentos también fue clave para que hoy nuestros perros vivan más. Numerosas enfermedades nutricionales, antes comunes, hoy casi no se ven gracias a la evolución de los productos balanceados, según De Chazal.

“La ventaja es que las empresas que venden alimentos investigan las características nutricionales y diseñan productos para cada patología y para cada etapa de la vida de un can”, explica el profesional, que siempre recomienda estos preparados antes que la comida casera.

Si para cada edad es importante la comida, para la tercera edad es clave, sostienen los especialistas. Los perros mayores tienen necesidades nutricionales significativamente diferentes de los perros más pequeños. Los signos de entrada a la vejez pueden incluir problemas dentales, un pelaje sin brillo y seco, descamación en la piel, rigidez en las articulaciones, pérdida de energía, aumento de peso, problemas digestivos y pérdida de masa muscular. Para todo esto, incluso para revitalizar las células cerebrales envejecidas, hay fórmulas especialmente preparadas. 



> Miniguía para tu viejo amigo 
n Chequeos anuales: análisis y electrocardiograma 
n Revisión dental, cepillado diario.
n Paseos y ejercicios al aire libre.
n Darles comida para gerontes y suplementos alimenticios
n Pasar más tiempo con ellos y darles mucho amor.
n Bañarlos con productos específicos.
n Desparasitarlos.
 =====
> Argentina: el país con más mascotas
El 80%
de las casas tiene una mascota
66%
de los argentinos declara que tiene un perro
32%
asegura tener un gato en casa. 
70%
de los perros pasan la mayor parte del tiempo dentro de la casa.
77%
de las solteras de 26 a 40 años piensan que su mascota es su hijo.
 
> Estudios necesarios
Hay que extremar los cuidados
“A partir de los 7 años es fundamental hacerle a los perros un electrocardiograma anual, así como también cuidarles el peso para que no sufran diabetes”, explicó la cardióloga veterinaria Patricia El Kadi. Y aclaró que vienen alimentos especiales para perros con obesidad. 
“Una mascota con sobrepeso tiene muchos más riesgos de padecer patologías cardíacas y diabetes. Si queremos mantenerlos con una buena calidad de vida en la tercera edad es clave que no engorden y que se mantengan activos. Otro punto: castrarlos a los siete años previene la aparición de tumores”, detalló. 
El tema de los dientes también es fundamental. “El sarro dentario presenta bacterias que destruyen los riñones. Para prevenir las infecciones en la boca existen productos que se colocan en el agua que el perro bebe y es similar a hacerse un buche dental en el humano. A su vez, existe pasta dental para perros y lo ideal es utilizarla todas las noches antes de que la mascota se vaya a dormir. La pasta debe ser de uso veterinario porque el perro se la va a tragar y no le causará gastritis”, advirtió.


> Miniguía para tu viejo amigo 
- Chequeos anuales: análisis y electrocardiograma 
- Revisión dental, cepillado diario.
- Paseos y ejercicios al aire libre.
- Darles comida para gerontes y suplementos alimenticios
- Pasar más tiempo con ellos y darles mucho amor.
- Bañarlos con productos específicos.
- Desparasitarlos. 

>Argentina: el país con más mascotas
El 80% de las casas tiene una mascota
66% de los argentinos declara que tiene un perro
32% asegura tener un gato en casa. 
70% de los perros pasan la mayor parte del tiempo dentro de la casa.
77% de las solteras de 26 a 40 años piensan que su mascota es su hijo. 

> Estudios necesarios
Hay que extremar los cuidados
“A partir de los 7 años es fundamental hacerle a los perros un electrocardiograma anual, así como también cuidarles el peso para que no sufran diabetes”, explicó la cardióloga veterinaria Patricia El Kadi. Y aclaró que vienen alimentos especiales para perros con obesidad. 
“Una mascota con sobrepeso tiene muchos más riesgos de padecer patologías cardíacas y diabetes. Si queremos mantenerlos con una buena calidad de vida en la tercera edad es clave que no engorden y que se mantengan activos. Otro punto: castrarlos a los siete años previene la aparición de tumores”, detalló. 
El tema de los dientes también es fundamental. “El sarro dentario presenta bacterias que destruyen los riñones. Para prevenir las infecciones en la boca existen productos que se colocan en el agua que el perro bebe y es similar a hacerse un buche dental en el humano. A su vez, existe pasta dental para perros y lo ideal es utilizarla todas las noches antes de que la mascota se vaya a dormir. La pasta debe ser de uso veterinario porque el perro se la va a tragar y no le causará gastritis”, advirtió.

Comentarios