“La mejor prevención se logra cuando menos tiene que actuar la policía”

Especialistas de Los Ángeles vinieron a dar charlas, en las que aconsejaron conocer a la comunidad y que haya un sindicato en la fuerza

20 May 2017
1

la gaceta / foto de roberto delgado

“Enseñamos la relación con la comunidad. Necesitamos conocer quién es quién. Esto ayuda a la prevención de la delincuencia. Esta relación es muy importante para prevenir delitos y arrestar a los sospechosos de crímenes”, dijo, en perfecto castellano, el detective Armando Monarrez, de la Policía de Los Ángeles. Vino a Tucumán con el sargento Albert González y con el cónsul Ricardo Arredondo, para dictar charlas a la fuerza local sobre el modelo de policía comunitaria que practican en Estados Unidos, entre otros temas.

Los Ángeles adoptó ese modelo hace 25 años, con la premisa de que la forma de luchar contra el delito era codo a codo con la comunidad, conociendo sus necesidades de cerca. Según explicó el legislador Julio Silman, se los convocó por la transformación que lograron en los índices delictivos de esa ciudad. “Tratamos de entender qué es lo que pasa en cada barrio. Puede ser que no haya suficiente luz, que haya una pandilla u otro problema. Simples acciones -limpiar calles, poner iluminación y que se patrulle más- ayuda mucho a prevenir”, aconsejó Monarrez.

Este y González disertaron en la Legislatura, en Banda del Río Salí, en Simoca y en Concepción. También se reunieron con policías de varias divisiones de la fuerza provincial, y de Santiago del Estero. El detective señaló que se trató de una colaboración mutua: “siempre hay cosas para mejorar, y la Policía de los Ángeles no es la excepción”.

En Los Ángeles, la Policía tiene un sistema en el que se carga la información de todas las denuncias y reportes de hechos delictivos. A través de esos datos, el sistema les indica cuáles son las áreas “calientes” de la ciudad. “Nos puede marcar cuántos agentes precisamos en un área y qué tipo de tecnología necesitamos, como cámaras. El número ideal de efectivos es relativo; depende del respeto que las personas tengan por la ley. Nuestra ciudad tiene 21 estaciones de Policía y hay áreas donde hay mucho apoyo para los policías. En las áreas problemáticas, tenemos más agentes. Sin embargo, la mejor prevención se logra cuando menos tiene que actuar la Policía”, aclaró.

Aunque se piensa que la Justicia estadounidense es de mano dura, Monarrez dijo que también existen penas que se recortan y mucha reincidencia. “Tenemos gente que camina por las calles con antecedentes. Los delitos tienen un determinado tiempo de prisión y generalmente no cumplen la condena; si la Justicia ve que se portan bien los liberan. Suelen volver a delinquir”.

Si bien Monarrez admitió que no conocía a fondo la Policía de Tucumán, reveló que existen dos cosas que se podrían cambiar: las motivaciones y la sindicalización. “Todavía tengo problemas para entender la motivación que les dan. Allá, desde el agente al jefe, los estamos apoyando para que sigan avanzando. La motivación en la Policía evita los actos de corrupción. Debe existir un motivo que se le dé a un agente para tener éxito en su carrera”, enfatizó. En ese sentido, también dijo que debe existir una buena remuneración por su trabajo, y que debe conseguirse a través de un representante gremial. “Alguien debe representarlos como asociación o sindicato para que hable con las autoridades”.

Comentarios