Un ansiolítico para el Partido Justicialista

20 May 2017 15 3

Walter Schmidt - Agencia DyN

BUENOS AIRES.- El Partido Justicialista atraviesa una fuerte crisis, exacerbada en las últimas horas, producto de la falta de conducción.

Sólo una candidatura de Cristina Fernández de Kirchner podría atenuar semejante desborde pero, como si se tratara de una dosis de un ansiolítico, no soluciona en modo alguno el problema de fondo: la ausencia de un líder.

Cristina Fernández no está en condiciones de liderar el Peronismo futuro, sino solo una facción de ese espacio, como el kirchnerismo. Sin embargo, en el “mientras tanto”, hasta que no aparezca una referente en el PJ, en la provincia de Buenos Aires la ex mandataria nacional termina siendo “el mal menor”.

Por primera vez, los intendentes del Conurbano bonaerense se plantaron ante “La Cámpora”, que lidera Máximo Kirchner, y los socios del kirchnerismo.

“Si Cristina no es candidata, no vamos a permitir que La Cámpora o partidos que apenas subsisten, definan las listas”, alertó uno de los jefes comunales de los distritos electorales más fuertes del país.

Para colmo de males, ese kirchnerismo pretende rodearse de “figuras” piantavotos como (el ex vicepresidente de la Nación) Amado Boudou o Luis D’Elia (secretario general del Partido MILES por Tierra, Techo y Trabajo) que, por las dudas, llamó “forros” a los intendentes y aseguró que “no” los necesitan para ganar. Todo un estratega.

Probabilidades

Si la ex Presidente decidiera no ser candidata a legisladora, el cisma sobrevolaría al inestable Frente para la Victoria: probablemente los intendentes terminarían jugando junto a un candidato ortodoxo como Florencio Randazzo, y La Cámpora con Boudou y compañía presentarían una lista junto a sus tradicionales socios como Nuevo Encuentro de Martín Sabatella.

Sólo la candidatura de Cristina Fernández podría calmar las aguas.

Los gobernadores peronistas de inmediato observaron la anarquía bonaerense del PJ así como el forzado protagonismo de la ex jefa de Estado, y salieron a mostrarse juntos para dejar en claro al “Peronismo que viene”.

Sergio Uñac (San Juan), Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco) y Gustavo Bordet (Entre Ríos) se muestran como la futura -tras las elecciones de octubre próximo- Liga de Gobernadores Peronistas que históricamente presidió el Partido Justicialista cuando éste careció de liderazgos claros al estilo de Néstor Kirchner, de Eduardo Duhalde o de Carlos Menem.

“Como gobernadores peronistas, queremos impulsar y formar parte del proceso de reorganización que, sin dudas, se va a dar después de las elecciones”, aseveró el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Nada mas claro.

En el tablero bonaerense, Randazzo hace el papel de Sergio Massa, hoy líder del Frente Renovador, en las elecciones de 2013, buscando transformarse en la “ambulancia” del PJ encargado de recoger a los dirigentes heridos.

La jugada es audaz: podría lograr reunir a intendentes, a los dirigentes massistas y a los sindicalistas detrás de su postulación, en un claro retorno al Pejotismo o podría pasar al ostracismo si sus ambiciones se estrellan en una interna perdedora frente a Cristina Fernández.

No obstante, como dicen cerca del ex ministro del Interior, “tiene mucho para ganar y poco para perder”. Justo, a la inversa del kirchnerismo, si su principal referente se queda en El Calafate.

15 Comentarios

Comentarios 15

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte

Más recientes

Usuario inactivo #15 22 May 2017 12:35 Hs

Votaron a Macri como "el mal menor" y terminó siendo el "Peor". Así que si algo demuestra la experiencia, es que los medios de comunicación hegemóicos agregan adjetivos o términos a la inversa de lo que diría la lógica. Probablemente si tanta esperanza ponen en Cristina, es porque es la persona más esrtatégica que ven. En lo que tiene razón la visión sesgada de esta nota es que debería haber más exponentes, no sólo Cristina.

Ricardo Rene Rojas #14 21 May 2017 20:58 Hs

la ex presidir el pj, si ella no es pj, es kirchner, tienen su plan propio y ella y los suyos, los camporistas destruyeron al peronismo, y quien dice que nos puede conducir, además de habernos empujado a la más dura derrota en las urnas contra el conservadorismo. ya fué

Raul Bellmonte #13 21 May 2017 01:21 Hs

Peronchismo... el CANCER de mi pais. Y no hay cura posible...

Licenciado Monito Del Foro #12 20 May 2017 14:31 Hs

El silencio de los trolls kakistas del foro demuestra que el barco se hunde irremediablemente y las ratas hace rato que lo abandonaron.

Licenciado Monito Del Foro #11 20 May 2017 14:29 Hs

Ahora los kirchneristas comenzaron de nuevo con su letanía y repiten como poseídos el mismo discurso: "Cristina Kirchner no necesita estar en ninguna lista para ser la conductora del PJ, porque ella es la única que tiene verdadera legitimidad con el pueblo"... parecen olvidarse de algo que ellos mismos decían antes, cuando creían ser los dueños "eternos" del poder y del país: los únicos que validan los liderazgos políticos son los votos en las urnas, algo que hoy por hoy ni Cristina ni sus camporistas tienen. Y como decía Perón,la única verdad es la realidad.

Licenciado Monito Del Foro #10 20 May 2017 14:22 Hs

Hace poco, por orden de CFK, Máximo y La Cámpora organizaron una reunión donde estaba presentes los favoritos de CFK para ser candidatos en éstas elecciones: Boudou, D´Elia, Mariotto, Sabatella, los obsecuentes de siempre. Y quisieron hacer lo mismo de siempre: convocaron a los peronistas para que sean sus comparsas y les otorguen chapa de "nacionales y populares". Pero por primera vez los peronistas se rebelaron, se negaron a prestarse para la foto con los devaluados piantavotos de Cristina. La consecuencia fue que CFK explotó y hoy el peronismo está más dividido que nunca: los esfuerzos de Máximo por salvar al kirchnerismo de su inevitable desaparición del mapa político fueron destruidos por otra rabieta de su madre.

Licenciado Monito Del Foro #8 20 May 2017 14:13 Hs

En las elecciones de este año se renovarán 127 diputados de todo el país y 24 senadores en ocho provincias: Buenos Aires, San Juan, San Luis, Formosa, Misiones, Santa Cruz, Jujuy y La Rioja. Mientras el kirchnerismo debe renovar 32 de sus 72 bancas (70 propias y dos aliados) el PRO solamente pone en juego 14 de sus bancas ya que la mayoría de sus legisladores fueron electos en el 2015. O sea que la que más arriesga es Cristina Kirchner, que debe hacer una muy buena elección para conseguir mantener los diputados y senadores que todavía mantiene después de la sangría que le significó el 2016.

Licenciado Monito Del Foro #920 May 2017 14:15 Hs

Por eso CFK quiere imponer a su gente, a los camporistas y sabatellistas, en los diez primeros lugares de la lista del PJ: para seguir manteniendo su ya decaída y cuestionada influencia como líder política. El problema es que los gobernadores no quieren ceder esos legisladores a cambio de nada: entregarle las listas de candidatos a los culpables de las derrotas sufridas en el 2013 y 2015 equivale a dejar de existir como partido, el único beneficiado sería Massa.

Licenciado Monito Del Foro #7 20 May 2017 13:28 Hs

El problema de CFK es su "necesidad", una doble necesidad: por un lado necesita los votos del PJ que, dividido como está, ha creado polos de poder (gobernadores e intendentes) que ya no quieren agachar la cabeza y entregarle sus votos a cambio de nada. Y ésta es la otra necesidad de CFK: imponer en las listas a sus candidatos, a los ultra K que todavía le obedecen, para no seguir perdiendo poder político. Los gobernadores e intendentes por su parte quieren candidatos que sean peronistas, que les respondan a ellos. Esa es la verdadera pelea, no si CFK es candidata o no..

Licenciado Monito Del Foro #6 20 May 2017 13:17 Hs

CFK no quiere ser candidata, ella quiere volver a ser presidenta en el 2019 y para eso debe hacernos creer que sigue siendo la dueña de los votos, debe seguir siendo la política exitosa del 54 % esa fantasía que la militancia K repitió hasta el cansancio durante años. Si es candidata ahora, con ese techo del 25 % de intención de voto que tiene, se acabó la ilusión de ser candidata en el 2019.