Talleres buscará mañana en Chivilcoy el pase de ronda

20 May 2017 142
1

DESDE EL BANCO. A Nóblega no le tiembla el pulso cuando entra en el “León”. la gaceta / foto de Antonio Ferroni (archivo)

Talleres de Tafí Viejo quedó a un partido de disputar una semifinal del Torneo Federal. Volvió a derrotar a Racing (Chivilcoy), esta vez 80 a 76. Con este triunfo, el “León” se puso 2-0 en la serie; y si mañana vence otra vez accederá a los playoffs que definirán una de las dos plazas en juego para el Torneo Nacional de Ascenso.

El tercer encuentro iniciará a las 20; la delegación taficeña partió a las 22 de ayer hacia Chivilcoy. Si Talleres no logra un triunfo, se enfrentarán de nuevo a las 21 del martes. Y si tras ese cruce quedaran 2-2, definirán la serie en la “Ciudad del Limón”, el viernes.

El liderazgo parcial de la llave y la ventaja deportiva ante un eventual quinto juego tranquilizan al “León”. Pero esa tranquilidad no significa una distensión. “El 2-0 no nos dice nada aún. Sólo que ahora Racing jugará con la presión de tener que ganar los dos partidos para definir en nuestra casa. Pero ellos ya remontaron una serie así. Por eso nosotros no nos debemos relajar, sino jugar con la misma intensidad de los dos primeros partidos”, dijo Joaquín Nóblega.

El base no forma parte del quinteto inicial del “León”. No obstante, ingresó en 10 de los 11 partidos de playoffs que lleva jugados Talleres -en tres fases-. En esos juegos promedió 19’22’’ en cancha y cinco puntos. “Mario (Vildoza) me da minutos por la confianza que me tiene; y me siento bien. No soy ‘el sexto hombre’, pero sí formo parte del grupo, y aporto mi granito de arena. No me importa convertir; sino que el equipo gane”, afirmó. Antes de subirse al ómnibus que lo llevó a Chivilcoy, Nóblega dejó un mensaje de confianza a LG Deportiva: “vamos tranquilos; sabemos que definimos aquí si hay un quinto juego. Pero quisiéramos meter un partido allá; aprovechar que la presión les juegue en contra”.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte