¿Es el momento oportuno para invertir en el mercado inmobiliario rural argentino?

Desde la Cámara Argentina del sector concluyen que se pueden adquirir bienes a precios muy accesibles.

20 May 2017 14
1

GRAN POTENCIAL. En distintas zonas del país hay asentamientos rurales que pueden adquirirse como inversión o para explotarlos como agroindustria.

BUENOS AIRES.- “Si hay gente interesada en comprar un campo, es un momento ideal porque la competencia es baja y se puede acceder a buenas oportunidades sin que te compitan como en otros momentos”, comentó en diálogo con Agrofy News Javier Christensen, vicepresidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR).

La publicación del Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (InCAIR) reveló una tendencia mayormente estable durante el último trimestre. Este índice, de elaboración ininterrumpida desde hace 42 meses, refleja la actividad del mercado inmobiliario rural en la Argentina, dando cuenta de una mejora del 4,1% contra el mismo mes del año pasado.

Sobre esta última publicación, Christensen comentó que esperaban un repunte por el “blanqueo”, pero no hubo movimientos importantes: “Estamos por debajo de la media que esperábamos para este momento, con varios factores que están jugando en contra de una reactivación del mercado”.

Los fondos

Por un lado las alternativas financieras de bajo riesgo con dólar quieto, como ser las Lebacs, compiten fuertemente contra el repunte de la actividad, ya que “no hay inversión que le compita”. Además “la incertidumbre política sobre lo que pueda llegar a pasar en octubre (elecciones de mediotiempo de renovación parlamentaria nacional) también pesa”.

A esto se suma la baja rentabilidad de los planteos agrícolas en combinación con los problemas climáticos observados durante la actual campaña.

En tanto, la Ley de Tierras también sigue perjudicando a la actividad: “En nuestro país no son muchos los posibles compradores de campos importantes, y los extranjeros no pueden participar de los negocios grandes. Quedó una especie de coto privado de caza para fortunas locales”, agregó Christensen.

Ahora, la expectativa de CAIR está puesta en que este año debe ser de algún tipo de cambio, ya que van al menos cinco años de muy baja actividad.

“Luego del año 2012 empezó una lenta recuperación, pero limitada por los vaivenes de la economía y de la política”, comentó al respecto el vicepresidente de CAIR.

En cuanto a los valores de la tierra, la tendencia muestra que habría cierta firmeza que permitiría mantener los precios actuales. De igual manera, en palabras de Christensen no hay expectativas de una suba de precios en el tiempo mediano, y mucho menos en el corto plazo.

“Algunos propietarios piensan que su campo vale más, por una mayor demanda producto del blanqueo, pero la realidad es que esa demanda no se está observando en el mercado”.

Así es que, más allá de todo, se mantiene el optimismo para la actividad: “La proyección sigue siendo positiva, podemos esperar a superar los 50 puntos para fin de año”, concluyó Christensen. (news.agrofy.com.ar)

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte