“El sector tambero no puede esperar las soluciones hasta después de los comicios”

Domingo Colombres realiza un balance del fin de su gestión al frente de la Mesa de Lechería de Tucumán.

20 May 2017
1

FORMACIÓN. Especialistas invitados expusieron sobre distintos temas técnicos vinculados con la lechería, ante productores y alumnos de escuelas de la zona.

La edición VIII de la “Expo Láctea del Norte 2017”, en Trancas, marcó el fin de la gestión del contador Domingo Colombres, como presidente de la Mesa de Lechería, un proyecto que nació hace nueve años. LA GACETA Rural dialogó con el empresario, QUIEN realizó un balance sobre lo realizado.

- ¿Qué balance realiza?

- Fueron nueve años de cosas positivas y negativas, de alegrías y tristezas, nuevo años de sueños, de diálogos entre nosotros y con el sector público.

Entre los logros puede decir que logramos mantener la lechería en Tucumán en cuanto a la cantidad de productores trabajando, pero que sin dudas han sufrido la eterna falta de políticas lecheras que hacen que nuestra querida actividad siga siendo una actividad del “sálvese quien pueda”.

Gracias a esta Mesa de Lechería y a esta Expo nos sirven de excusa para juntarnos y proponer acciones en función de un bien común y que, en definitiva, nos va posicionando de una manera diferente que nos ha permitido, a pesar de todo, generar muchos proyectos, algunos de los cuales quedaron en la nada y muchos otros hoy son una realidad.

- ¿Faltan políticas al sector?

- A nosotros nos toca una parte de responsabilidad por capacidad e idoneidad, para proponer y ejecutar las políticas que necesita nuestro sector.

Pero si alguien tiene que generar las condiciones para que el sector productivo funcione y sea competitivo es el sector público.

Creo que, primero, el gobierno anterior debería hacerse cargo de lo que hizo y de lo que dejó de hacer, y el gobierno que llegó en 2015, debería comenzar a generar su propia historia.

No hay dudas de que el sector lechero pide ayuda; y a criterio de quien habla, la lechería, tanto en lo económico como en el social, requiere de un tratamiento distinto.

Cuando hablamos de arraigo, de cultura del trabajo, de mano de obra, de agregado de valor, de chicos mejor nutridos, todos esto lo aporta la lechería.

Hoy, es muy grande la brecha entre las grandes empresas productoras de leche y las empresas familiares, y todas necesitan ayuda.

¿Nuestro desafío? Generar que esas políticas hagan que el promedio sea rentable. Hoy estamos con el “sálvese quien pueda” que, seguramente está redefiniendo una lechería hacia una de máxima escala y de tecnificación, y lo hace a los golpes por imperio de las políticas públicas.

- ¿Cuáles son los desafíos que tiene el sector?

- * Con rentabilidad todo mejorará; hay que ser muy eficientes;

* Lograr el ansiado recambio generacional, el arraigo, porque sin recambio se pone en duda el futuro de nuestra actividad;

* Trabajar con los jóvenes: nuestro Proyecto Joven sigue existiendo, por lo que hay que mostrarles que nuestra actividad tiene y es el futuro.

La Argentina, entre la baja rentabilidad y las inundaciones, vienen desgastando y concentrando nuestra actividad de manera violenta. La crisis en Sancor (Cooperativa Lechera entre Santa Fe y Córdoba) refleja el desmanejo que tuvo la lechería estos años, y también el impacto de la lechería.

Cuando la leche en polvo valía U$S 5.000 la tonelada, a los productores no nos dejaron aprovechar esa bonanza.

Y con las retenciones, la carga tributaria y la inflación, siempre fuimos socios en las malas, pero nunca en las buenas.

- ¿Qué necesita la lechería?

- El lechero debe aprender con el sector a gestionar los altibajos de los precios internacional (fondo anticíclico); hay que equilibrar los eslabones de la cadena comercial: institucionalmente, es un sector con mucha fuerza. Pero también necesitamos acceso al crédito y menor presión impositiva.

- ¿Qué rol les asigna a los gobiernos provincial y nacional?

- El Gobierno debe generar las acciones para hoy. Existen expectativas, pero ¿son creíbles? Han transcurrido 18 meses del nuevo gobierno y no pasa nada. Nos une el espanto. Los anuncios son muchos, pero son los de siempre.

En cuanto a los créditos, deben ser más flexibles y más baratos.

En Argentina hay inversión en industrias, pero hay que invertir en tecnología en la agroindustria.

Estamos complicados si no generamos lo que hace a nuestro país ser competitivo. Y no podemos esperar que pasen las elecciones para que vengan las respuestas. Las soluciones necesitamos que aparezcan ya.

Están bien que los subsidios se mantengan para los pequeños productores para que sigan subsistiendo, pero nosotros queremos tener un sector con rentabilidad. Les pedimos a los políticos que hagan algo en ese sentido.

- ¿Cuál es el futuro que avizora para la lechería?

- Me gustaría que produzca bajo políticas lecheras que tengan en cuenta lo dicho, en un país con más producción y más productores.

Sin embargo, veo una lechería redefinida de manera salvaje, donde sobrevivirán las grandes empresas, las más eficientes, las más tecnificadas, las más robotizadas, las más diversificadas, y eso es imposible sin inversiones.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte